Voy, sígueme, te sigo.

Voy, sígueme, te sigo.
Domingo 09 de Noviembre del 14.


No voy a cambiar de rumbo, sigo el mío,

no conozco otro destino que el que llevo grabado;
solo mi camino tiene luz, y no puedo perderme
tengo mis pasos contados hasta mi destino;


no tengo noches ni días, siempre hay luz en mi camino,
siempre en dirección Este, frente al sol, mi luz;
en ella está mi esperanza y mi destino; y sigo caminando
sin cambiar mi rumbo, con los ojos cerrados lo veo todo.

Ni siquiera pierdo el paso, ando, corro y brinco,
mi camino es llano y lleno de luz, no necesito ver
con los ojos, mi camino está grabado en mi mente
yo solo sigo el camino de la luz, mi esperanza;
si quieres seguirme dame la mano, y ven conmigo.

Jecego.


2 comentarios:

Ilesin dijo...

Mi querido Isidro todo tenemos un camino a seguir, a veces en solitario y en otras junto a otras personas que nos ayudan a seguir aprendiendo y a crecer como entidades del mundo.
Besos

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Ilesin, estoy de acuerdo contigo. CCada uno tenemos un camino, no hay un camino para todos pero si un lugar para todos. Gracias por tu visita y comentario. Un abrazo. Jecego.