Solo eres un hombre.

Solo eres un hombre.
domingo 10 de agosto el 14.

Todo está mezclado con tierra.
nada escapa a sus raíces; ni a la luz,
ni a la oscuridad, ni al viento, ni el agua;
todo lleva en sí el lodo de la tierra en sus entrañas.

Tu solo eres un trozo de barro de esa masa
con lo que se creó todo; de arcilla, agua y sol;
y un halo de aliento de Dios con la esperanza de ser
algo más que tierra, trigo, agua, luz y amor.

Quieres dejar ser noche cubriéndote de sol
y con su luz quieres alumbrarnos;
pero tu solo puedes tomarlo y alumbrarte
ni ocupar su puesto, no, porque solo eres barro.

No te sientas milagro, fuiste creado a oscuras
con ríos continuos de sangre; solo eso;
no te sientas con poderes, solo eres barro
y con la gracia de Dios, hecho hombre;
nunca dejarás de ser noche, ni siquiera
cuando el sol esté alumbrándote.

Mírate en el espejo de una gota de agua
y te verás redondo; si lo haces
en un charco de agua, serás plano y profundo,
y en el fondo un cielo lleno de barro, esperándote.

Lo que tu piensas de ti tan hermoso, solo es
un ramo de tus pensamientos hechos flores;
una voz que te llama y recuerda que eres de barro
que el resto son dones que te pones porque te quieres.

Acuéstate de espaldas, mira al cielo tan lejano y ves
sus estrellas centelleando en la noche escondidas del sol;
saben que no pueden ser soles y bailan de contentas
conformes con el rol que ocupan en el mundo
y se alejan de la tentación de  imitar a Dios.

Aprende de ellas que son más viejas y conocen a Dios y su orden.


Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

"Acuéstate de espaldas, mira al cielo tan lejano y ves
sus estrellas centelleando en la noche escondidas del sol;
Me has llevado de la mano unos cuantos años (muchos) atrás. En el internado nos escapábamos de noche a canchas de tenis con nuestras mantas y contemplábamos el manto del cielo estrellado haciendo conjeturas.
Bss y buen inicio de semana

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Katy por tu comentario; yo también revivo momentos pasados. Lo que escribo siempre son retales de mi historia que van apareciendo a mi alrededor como trozos de mi. Ya no necesito acostarme de espaldas o de lado, solo cierro los ojos y aparecen mis sombras que hablan por mi y hasta a veces se hacen bebes soles, más o menos, como tu con tus nietas, babeándose, (con perdón). Amiga, te admiro y aprecio. Un abrzo Isidro.