¿Tienes rosas para mi?.


¿Tienes rosas para mi?.

Tus ojos y tus labios
son flores para los míos;
cuando te miro me embriaga tu perfume
cuando te beso se emborracha mi cuerpo,
cuando te ausentas, mi olfato desvaría,
se ciegan mis ojos y mis labios mueren de frío.

Tu cálido amor me mantiene vivo,
y vivo mientras tu vivas y prestes tus labios;
tu amor es necesario en mi pecho
que tendrá sublime premio mañana
cuando tu y yo seamos uno solo, al alba.

Ese día será un gran día iluminado
con la luz de tus ojos a mi lado,
no habrán nubes extrañas, ni zafiros ni nada
solos tu y yo en el mismo momento
en la misma mañana y la misma almohada.

Ya despierto buscaré tus rosas bajo la sábana,
en tus labios ese sabor a miel que emanas;
y en tu silencio esa voz cálida que me ofrece
tus encantos; sublime tesoro que escondes,
y me invitas a coger aquellas rosas que guardabas. 

Jecego.



4 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Todas son bellas, y un sentido homenaje a la mujer, musa e inspiración de tus poesías.
Bss y feliz semana

Gladys dijo...

Que hermosura de poema tan tierno dulce y sublime, me encanta.

Abrazos y cariños para tu alma querido amigo.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, gracias por está aquí tan cerca. También por tu comentario. Tu crees que si no existiera la belleza de la mujer, habría poesía?, yo estoy seguro que son ustedes las mujeres las fuentes de la poesía. Gracias por prestarme la imagen de tu rostro.
Un abrazo. Isidro.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Gladys; la poesía se hizo bella cuando tu la comentaste, antes solo era poesía. Un abrazo y bien venida espero seguir recibiendo tu visita con esa crema tan dulce que me traes. Un abrazo. Isidro.