Yo tuve una Rosa en mi casa.





Yo tuve una Rosa en mi casa
se fue días pasados muy lejos,
más allá del arco iris me dijo
dejándome sus colores en un abrazo;

no quiso despedirme con palabras
una mirada, un abrazo y hasta luego...
Será un camino muy corto
lleno de colores, con sabor a besos.

Yo no se si se ha ido, yo la oigo en mi silencio
yo la toco en mi albedrío sereno y loco,
la veo en todos mis espacios, y siento
su aliento cálido en el aire que respiro...

No se si se ha ido, o no se ha ido del todo;
mi casa sigue oliendo a ella, a Rosa perfumada,
sus rincones vacíos de su cuerpo, siguen llenos
con la luz que dejó, el eco de su voz y el rumor de su mirada..

Creo que mi Rosa sigue en casa
aunque no la vea;
siento su perfume,
veo sus cosas encantadas
y hasta siento a veces la luz de mi Rosa en casa.  

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Ese perfume seguirá ahí contigo y te acompañara mientras permanezcas en esa casa. Y aunque te fueras te seguiría seguro. Bss

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Katy, gracias, eres una gran amiga cargada de preciosas palabras que me regalas cada día; y lo más hermoso es que son mi cura, mi alivio, mi esperanza. Ya me siento mejor y espero curarme del todo con tu ayuda y la de tantos buenos amigos.
Un abrazo muy fuerte y gracias. Isidro.