Sin tenerte no puedo.

                                                  Vista de Güimar desde la Dehesa.

He estado algún tiempo encerrado en un ataúd
aprendiendo o practicando la muerte mía;
pero está claro que sin verte
ni siquiera aprendo a morir;
porque es tan ingrato mi sentir
que no me deja vivir sin tenerte..

Jecego.

No hay comentarios: