Esta Semana es infinita...

La Semana Santa pide prudencia, más prudencia.....
ella no llora, ni canta, les invita a ser felices; son vacaciones; 
aquello que hace unos días era todo magia;
hoy todo es diferente, unos en la playa, en el agua,
otros en la cama soportando dolores en el cuerpo o en el alma,
y unos pocos ya descansan para siempre aminorando su marcha.

Así es la vida, entre dulce y amarga,
nunca sabemos hasta donde llega la soga,
pero nos negamos a soltarla, y la estiramos
mucho más de lo que resiste la suma de su esparto.
Para llegar tarde no hace falta correr, haz como la noche
cuando espera al amanecer, sin carreras, sin prisas.....

Hoy, tal vez mañana hagamos recuento de la prisa
que nunca es buena, aunque tampoco mala;
más bien es peligrosa y se escapa de nuestro control
haciendo malo lo que en teoría era bueno y sano;
pero cuando salió de nuestro control se escapó de nuestras manos
y voló por los aires todo nuestro sueño; quedando todo en un mal sueño.

No vayas más allá de la linea que te señalan tus ojos,
son tu medida, y no podrás rebasarla sin poner en peligro tu integridad
o la de otros que confían en la suya y en la tuya.....
Jecego.

2 comentarios:

Gladys dijo...

Cuanta razón hay en estas letras amigo, la semana santa ya no es lo que era antes, pero creo que para cada uno es diferente, para mi ya todo es igual, así que no me doy cuenta si es feriado oh no todo solo pasa, prefiero los días de trabajo mi trabajo es mi refugio.

Cariños amigo cuídate mucho siempre es un placer leer sabias palabras.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Gladys, haz que el trabajo sea tu refugio, pero no caigas en brazos de la soledad porque es muy traicionera; no solo te obliga a depender de ella ocupando todo su tiempo, sino que además te obliga a seguirle sus pasos; trabajo y recreo es lo nuestro, lo demás vendrá si quiere. Un abrazo amiga. Lecego.