La luz es poesía.




La primera poesía fue la luz que iluminó al mundo
pero no se escribió porque no existían las palabras,
luego vino la noche y la escondió bajo su manto
hasta que el sol la  descubrió una mañana y guardo para si solo;

cada día nos deja ver algo, un trocito de su belleza,
solo él puede leerla entera y solo nos deja ver parte de ella;
con la alborada nos muestra su belleza y matices
que despliega en el horizonte las exposición más amplia;

atraviesa el cielo leyéndola y mostrándola hasta la tarde
que llega Venus y la Luna y nos recitan alguna página 
que se haya quedado doblada entre pliegues de alguna nube
y escapado su imagen con algún sueño que nos regala.

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

La luz, que sería sin ella el mundo. Siempre hay tinieblas que se disipan con al aurora. Por muy bella que sea la Luna y Venus sin la luz del Sol que las viste no sería igual de hermosas.
Me ha gustado tu poema poeta:-)
Bss

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Katy.
Cuando la palabra llega a su destino con el mensaje para que fue creada, deja su obra terminada y retorna al punto de partida con su deber cumplido.
Un abrazo Katy por el sabor que me dejan tus palabras. Isidro.