Son recuerdos que me abrazan.

                                          Malpaís de Güimar.

Como imágenes, tus palabras las tengo
abrazadas a mi sangre como glóbulos,
no son los blancos ni los rojos, son todos,
en el plasma de mi cuerpo, de ti sediento.

Imágenes tuyas invaden mi mirada 
bendita sombra que me abraza,
que me adhiere a ti y me besa
como panel de miel que  liban. tus labios.

Está ta lejos tu figura, tan lejana ......
que mis ojos no te alcanzan,
no se cual es tu cielo, tu sierra o tu playa,
ni si tus aguas son: cántabras, atlánticas o mediterráneas;
por eso miro al horizonte sobre mi mar, cada mañana
buscando tu imagen en cada alborada;
o en cada ola en la playa

Yo te invito a ver mi país sin ríos
una tierra hermosa, con poca agua,
con preciosas flores como tú,
con colores: violetas, rosas, tajinastes y retamas;

para que compitas en hermosura con ellas
sin saber quien gana;
por si en el fragor de esa lucha tan desigual
mis ojos se cierran, y descansan. 

Jecego.

2 comentarios:

Katy dijo...

Segurísimo que en colores y estampas gana tu país. Para que competir, me conformo con ser una flor en tu jardín :-)
Bss

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracias, gracias, gra.,
por ser lo que siempre he pensado
una flor de mi jardín canario;
hermosa como un sueño de verano
en mi tierra que creía tenerlo todo
hasta que tu esencia su sitio
entre retamas, tajinastes, margaritas y balos;
en sintonía con los cánticos: folias, malagueñas y susurros
de este jardín canario.
Un abrazo. Isidro.

PD: ya eres una flor de mi tierra.