El sol madrugón.

                            Nubes sobre el Valle de Güimar. Tenerife. Islas Canarias.


El sol nos tomó hoy la delantera
siempre tiene la costumbre de hacerlo,
y con rápido movimiento de su llama
ilumina con rojo fuego nuestras formas
que lúdicamente lucimos como damas.

Divertidas como ramas al viento
disfrutamos el rojo ardiente del sol,
bailamos en el horizonte como nubes
al son que nos toca el viento de los hombres
con su imaginación adaptada a sus sueños.

Dame tu pecho como remedio a mis ansias
dijo una nube a un hombre, mientras se posaba, 
y entró en su corazón, haciendo hábitat
con el rojo del sol brillando en su cara
y con el viento como música y esperanza.

Y para siempre, quedó dormida en su alma
bailando al son de su música callada.


Jecego.

2 comentarios:

Katy dijo...

Que suerte poder hablar de sol Aquí hace viento y llueve. Deseando estamos de eso de ese rayo y de este sol que tan bello cantas.
Bss y buen finde

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, aquí ayer hubo viento en remolinos durante una hora, luego ni siquiera hay historia; no ha llovido a pesar de que el mensajero del tiempo dice que lo ha hecho; creo que que en un barrio de un pueblo del norte de la Isla, llovió unos minutos un cantidad de agua enorme, y como la tierra no pudo absorberla, corrió por las calles.
Hemos pasado un invierno sin lluvia.
Nada más mi amiga, un abrazo.
Isidro.