Hablando a mi sombra.




De tanto llamarte he perdido mi voz
pero tu no escuchas, sigues tu camino
junto al mío;  haciendo oídos sordos
a mis palabras,  ignorando su destino.

calidamente te llamo amor, pero no me oyes
sigues anclada a mis pies y a veces,  me aventajas,
solo eres sombra pero me llamas
y sigues mis pasos moviendo mis plantas.

Solo mi alma oye tu voz y te comprende
oye tu silencio y calla, no entiende 
como puedes ser: sombra e imagen a la vez.

Callo y te veo mover delante de mi cuerpo
remedando mis movimientos, callada también,
quizá siguiendo la voz de mi corazón en silencio.

Jecego.

4 comentarios:

Katy dijo...

En las sombras tambien descubrimos nuestro caminar y a dónde nos llevan nuestros pasos. Cuando hay sombra es señal de hay un hermoso Sol, solo hace falta descubrirlo.
Bss

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, donde hay sombra es señal que un fabuloso sol la proyecta; que verdad tan grande, sin luz no hay sombra. Gracias por tu luz...
Un abrazo amiga, voy a abrir una ventana de tu blog para recrearme en tu sombra, en la sombra que proyecta la luz de tus letras. Isidro.

Estrella Altair dijo...

Ummm amigo hay amores.. que son así.... lejanos.. y distantes.. y que solo a veces están.. y otras no..

son como la vida

no Isidro¿???

Un besazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, así es la vida; siempre ha habido ricos y pobres, blancos y negros; pero la vida sigue igual, disfrutemos de ella.....
Gracias por tu comentario.
Isidro.