Amigo anónimo.



Foto: Primer plano techo del Ayuntamiento.
Segundo: parte del barrio de San Pedro de Arriba.
Tercero; Monte, La Dehesa.
Cumbre, Pico de Cho Marcial, nubes y cielo.


Amigo/a anónimo/a. amigo
que enarbolas tu bandera blanca,
sobre el mástil de mis sueños
y sobre mi cabellera blanca;
allá arriba, en la Dehesa.

donde las nubes se enmarañan,
entre pinos y castaños
perales y manzanos,
y nacen sus silencios
que se convierten en palabras.

Alisios como cortinas
convertido en nubes blancas,
llévame contigo a la choza
que está sobre la chapa;

porque se hielan mis huesos
y se congela mi alma,
y podría morir de frío
empapado con tu agua,

Amigo querido del alma
yo se que no soy nada,
pero no me abandones en este lugar
más frío que el agua helada;

llévame contigo a la choza
a mi refugio adorado y tibio,
arrebatame al  martirio
que me trajo la brisa de tus alas;

allí dentro tomaremos
una taza de caldo de pollo,
un trozo de carne y dos yemas
de los huevos de mi gallina blanca,
y además, te daré las gracias
querido amigo del alma

Jecego.

9 comentarios:

Cristina dijo...

Tus letras son historia de vida, naturaleza y amor!
Preciosa poesía, acompañada por una fotografía bellísima.
Gracias Jesús por tu compañia, no se porque te rebotan los comentarios.
Yo intenté responderte al correo que aparece en tu comentario y fueron devueltos.
Te dejo un abrazo.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Cristina, mañana después de hacer mi trabajo en las parras voy a buscar ayuda, porque a mi me han devuelto también mis comentarios hacia ti.
Algo estamos haciendo mal.
Mis poemas son consecuencia de cualquier cosa que vea, lea o sienta durante el día.
Un abrazo amiga, gracias por tus visitas.
Jecego.

Katy dijo...

Pico de Cho Marcial, nubes y cielo.
Precioso lugar. No me extraña que estés enamorado de tu isla.
Bss y feliz semana Isidro

Andrés dijo...

Isidro Jesus, un placer haberte encontrado, gracias a que me enconttraste. Desde Fuerteventura, un cubano majorero por adopción y de ascendencia chicharrera, te seguirá en tu bellas letras. Nada de frío, nos queda siempre el calor de la poesía y la amistad. Un fuerte abrazo.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracias por tu comentario. Un día sin luz, solo es una noche a medias.
Mi blog sin tu presencia sería un pálido atardecer. Gracias por tu luminosa presencia.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Andrés, yo soy güimarero, de ascendencia majorera; mi padre era de Puerto del Rosario y mi madre de la Oliva. Majorero a dos bandas.
En la foto de tu comentario, conocí la planta en las dunas y pensé que podría ser un majorero, por ello pinché. No me equivoqué mucho, más bien acerté.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo. Jecego.

Jacque dijo...

Lindo Poema ... JECEGO ...


BEIJOS
BESOS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, gracias por tu visita y comentario.
No se que me pasó ayer cuando agradecía tu comentario, pero al enviártelo pasaba a una ventana que decía como hacer otro blog, espero que hoy salga bien.
Un abrazo. Jecego.

Mothman dijo...

El compartir refugio, comida y compañía, el mejor regalo.
Un saludo