Quieres ser mi reina luna?.



Luces se tienen a veces
me lo dicen tus ojos cuando me miras,
que como el espejo siempre habla
aunque nadie se mire en él;


como la luna que vigila al enamorado
y platea su lugar de encuentro,
con su manto argenta o dorado
y su plática de arrobo y ensueño


Ven en mis momentos de éxtasis
para que alivies mis sentimientos,  
nada soy sin ti, luna mía, y un momento
me basta para encontrarme a mi mismo.



¿Quieres ser mi luna?, solo soy un sol
que ha envejecido cerca de ti, y ciego
ha perdido el tiempo cerca del espejo
donde te miras tú, cerca de mi, y tan lejos.


Rara vez asistes a mis cálidos días
te alejas y ocultas en las noches más frescas,
te acercas a las estrellas y con ellas
te luces en la oscuridad, hermosa reina   
para que yo te invite a ser,  reina  mía. .


Jecego.







4 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Un bello canto a la fémina, esa que duerme en tu corazón. Felicitaciones querido Jecego.

Muy lindo canto.

Saludos cordiales.

Jacque dijo...

Lindo Poema... Me faz lembrar uma música...

Olhos de Farol

Por que só vens de madrugada
E nunca estás por onde eu vou?
Somente em sonhos vi a luz
Da lua cheia
O canto da sereia
No breu da noite eu sei que
Reinas a me refletir
Olhos de farol
Porque tu és a lua e eu sou o sol
Porque só brilhas quando eu durmo
Sou condenado a te perder
Eu só queria ver andar na ventania
Luar do meio-dia
Na minha fantasia, ainda sou teu pierrô
E disfarço mal
A lágrima de amor no carnaval
Eu te vi em sonhos
A boiar no meu jardim
Lua de cetim entre os lençóis
E no céu sem nuvens
Podem as miragens
Se tornar reais e são dois sóis
Eu te vi rainha
Dona de nós
Imitar a voz dos rouxinóis
E no céu em chamas
Podem as miragens
Se tornar reais e são dois sóis

Ney Matogrosso


Besos
Beijos

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja; Gracias por tu bello comentario.
Mi corazón está abierto al mundo, pero especialmente a los amigos que me comentan, abren mi puerta se asoman y me dejan palabras como las tuyas, que aprecio en lo que valen.
Querida amiga, gracias....
Feliz fin de semana, y que el blanco de tu cabellera con la mía, sean la nieve de nuestras Navidades.
Un abrazo.
Jecego. (Isidro Jesús).

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacqueline; tu cuento es precioso, muy de la escuela franco-italiana.
Somos dos mundos diferentes, tú hija de una joven América; yo un residuo de la vieja Europa incrustado en África. Tu ves las cosas color de rosas, con la brillante luz del sol; yo con la pálida luz de la luna o con la temblorosa luz de un farol;
tus ojos son grandes como soles y ven más allá del mar; yo apenas veo las teclas de mi ordenador; tú puedes salir a media noche, con la luz de la luna y las estrellas; pero yo me perdería en esa soledad.
Tu cuento es precioso, pero no podrá cambiar mi camino con la luz de tus soles; seguiré siendo este viejo árbol que se empeña en hacer brotar alguna rama en cada primavera, como resistiéndose a morir, cubierto por una casara gruesa desafiando al frío invierno.
No me gusta salir de noche, pero lo haría por verte.... Gracias por ese precioso cuento que te trajo a la memoria mi poema.
Un abrazo muy fuerte.
Feliz fin de semana.
Jecego.
PD. ¿Tu crees que algún día se juntarán América y Europa?