Chistes malos.

Un señor muy enfadado llama a un policía a la puerta de un prostíbulo y le dice: Señor, ayudeme a sacar a mi señora que entró equivocada en esta casa;  le enseñó su foto y esperó en la puerta,; al rato salió el policía con una señora cogida de la mano y con la porra en la mano le amenazaba. 
El señor gritando le dijo al policía, señor, esa no es mi señoraaaa, pero el policía muy enfadado le contestaba, no señor, no es la suya, es la míaaaaaaaaaaaa.

2 comentarios:

Jacque dijo...

Ahhhhhhhh Achou a mulher dele lá dentro rsssssssss.......

Estrella Altair dijo...

jajaja... y mira tu por donde la señora.... estaba en su salsa, jajajaj

seguro que el poli. ....no era bueno....ya sabes tu donde?????

pillin....