Muy bién.

Muy bien.



Muy bien dijo el travieso al noble
cuando había hecho el mal consciente,
muy bien dijo a la gente
terminado su rito innoble;


avasallando a un amigo impunemente
que le ayudaba en sus andares nobles,
así se portan algunos hombres
cuando sienten el poder en su frente.


Jecego.

3 comentarios:

Katy dijo...

Llevas toda la razón por desgracia. A veces podemos ser muy innobles.
Bss

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy; el mundo está lleno de enfermedades viejas y nuevas; y creo que una de las peores y que peor remedio tiene, es: el espíritu de grandeza del hombre que tiene algún mando sobre otros hombres, porque esta enfermedad en vez de curar empeora con el tiempo.
Querida amiga, gracias por tus comentarios, casi puedo decir, que los espero como la comida.
Un abrazo.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Madre...mia... cuanto impresentable hay en este país que además nunca jamás lo aceptaría y sobre todo en eso que se da en llamar clase política.

Un abrazo..