El rumor de las olas.

El rumor de las olas.



El rumor de las olas golpean mis oídos
y rompen el silencio de aquel lugar,
bajo la sombra gigante del amor 
donde habíamos forjado nuestro nido.


Y por las puertas al cielo que se abrían
entre las ramas del palmeral, asomaba
el azul como límite, como horizonte, como alba
de nuestro mirar, sueños y anhelos.


Detrás, el tupido bosque del palmar
con el mar, en sus lenguajes de sonidos,
ambos murmuraban nuestro encuentro
y querían ganarnos la sutil batalla.

Pero nada podía romper nuestro aventura
aquello era un complot empobrecido,
no podían competir con nuestra idilio
entre el rumor del viento y las olas.


Y se impuso la cordura en el lugar
se fue el viento y callaron las olas;

se rompió el freno y comenzamos
a invadir las barreras de las sombras,
ocultos tras la cortina de la noche
envueltos en un cálido murmullo de los besos.


Jecego.

7 comentarios:

Katy dijo...

Un saludito cariñoso antes de seguir trotando. He querido aprovechar este ratito para conectarme desde el hotel, para recordarte que hecho de menos a los amigos.
Un abrazo y hasta mi vuelta
P.D. Cuando vuelva seguiré delitándome con tus poesías:)

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga y maestra, gracias por tu visita y comentario, nada llena más mi despensa que tu sabiduría. Gracias por regalarme una página de tu enciclopedia. Un abrazo, trotamundos.
Jecego.

Jacque dijo...

Lindo Poema JECEGO...

Beijo

Pluma Roja dijo...

Paso a saludarte en un descanso, sabes que estoy en el trabajo de mi libro, pero siempre me acuerdo de los amigos.

Bello poema el que nos dejas el día de hoy.

:)Saludos.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, gracias por tu comentario. He dado un paseo por tu galaxia y vengo empapado de cosas bonitas. Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, que hermoso es saber escribir y tener la voluntad de hacerlo. Te felicito de corazón y te deseo toda la inspiración y argumentos que necesites para conseguirlo. Se que lo onseguirás, pero lo vas a pasar mal intentandolo. Un gran abrazo amiga, no te preocupes por nosotros, el camino que conduce a la meta debe ser recto para no perder el tiempo.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

El rumor de las olas... a mi generalmente me acompaña y me ayuda a tranquilizarme..

y es mas hasta me ayuda a soñar..

un beso ... amigo del mar