Recortes de mil sitios.


¿Qué sabemos de nosotros mismos?



















¿Somos lo que nosotros creemos, o lo que creen los demás de nosotros?
Se preguntaba un hombre mientras miraba a un pájaro sobre una flor.

Muchos hombres viven enmarcados en sus propios pensamientos
pocas veces vemos la realidad, pero vivimos a su sombra:
cuando vemos un atardecer, recordamos un final.

Cuando una flor adivina sus pétalos marchitos:
mira al suelo para calcular la distancia en su caída
desde su pedestal a la tierra, final de su camino.

La carga mayor del hombre es su conciencia
del pájaro sus alas y trinos
de la flor: su color, su fragancia y tiempo reducido
al margen de la tierra, su destino.

El hombre vive en un mundo creado por él,
al límite de su pensamiento; en su mundo irreal,
donde la verdad y la fantasía se mezclan,
donde el hombre y el superhombre
aúnan sus pensamientos, para formar
formas fantásticas de otras realidades:
que vienen a formar una conciencia nueva
ajena a la verdad creadas en el subconsciente.

El hombre es una realidad efímera y cambiante
como el pensamiento que se forma  de  las sombras,
de las cosas que mueve al viento a su antojo
creando imágenes diferentes a la verdad.

El hombre crea imágenes de los ecos
y le da nombre a estas imágenes fantásticas,
haciendo un eco, del eco de aquellas imágenes
y le pone nombres de verdades imaginadas;
porque el hombre lleva implícita la conciencia
y la conciencia por sí, es elevada,
y cree que es mucho más de lo que es
y solo es lo que ven los demás.

Jecego.

10 comentarios:

Pluma Roja dijo...

"El hombre es una realidad efímera y cambiante
como el pensamiento que se forma de las sombras",

Eso es el hombre una realidad efímera y cambiante. Todo cambia nada es perpetuo y el hombre no se queda atrás.

Bello, muy bello pensamiento cargado de realidades.

Un fuerte abrazo Jecego.

Katy dijo...

Hola Isidro unos versos que explican lo que creeemos.
Somos la suma de lo que vemos de nosotros, lo que ven los demás, lo que no ven los demas y lo que los otros ven y nosotros no.
En definitiva nadie sabemos todo de nosotros mismos. Salvo los poetas que su mirada va más allá de lo aparente.
Un abrazo y buen finde

Estrella Altair dijo...

Que somos????

que difícil pregunta, parecería mas bien que somos un poco de todo, de lo realmente somos en el fondo de nuestros corazones y cambien lo que los otros nos devuelven con su mirada, pero somos también parte de todo lo que nos rodea.. y esencia principal con ello..

y ser.. lo que somos que mas dá..

si lo somos de manera honesta y sincera????

todo lo demás viene rodado..

Un beso amigo.

Carmela dijo...

Qué bien logrado estepoema!
Un planteo filosófico.
"...cree que es mucho más de lo que es
y sólo es lo que ven los demás"

Me recuerda una sentencia de un escritor cuyo nombre en este momento no recuerdo:
"Cada hombre es tres.
El que él cree que es.
El que los demás creen que es .
Y el que es realmente en el fondo de sí mismo."
Un abrazo.

Flor dijo...

Que lindo tu poema Isidro.
También ya estoy empezando a mirar al suelo, aún lo veo distante pero sé que el está allá esperandome.
Cuanto más tarde mejor verdad?

Hay una invitación en mi blogue de Noite de Tormentas.

Besitosssss.

Flor

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja; gracias por tus comentarios, que en mi caso son la fuerza que me anima a entretenerme en este ejercicio. Gracias maestra por tu ayuda, espero que las cosas te vayan bien y así me sentiré arropado.
Un abrazo y hasta luego,
Jecego.
PD. Sigo muy de cerca tu blog, y lo remiro para aprender.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy; "el poeta ve más allá de lo aparente" , gracias por plasmar en palabras verdad tan hermosa. Yo no soy poeta, pero percibo la belleza de lo que has dicho. El poeta puede ver la belleza del viento, pero los que no lo somos, solo vemos la huella de su paso.
Un abrazo amiga, y gracias por dejar tu huella en mi blog.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella; "en verdad que somos un poco de todo", un batido de muchos frutos en mezcla armoniosa; cuando no hay armonía en las cantidades, sabemos (de sabor) unos a fresas y otros a piña, (y siempre se nos juzgará, por el sabor predominante).
Amiga Venus, gracias por iluminarme en mis días oscuros.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Carmela; Todos aprendemos leyendo, y en el subconsciente queda aquello que más nos gustado; que no es del todo tuyo, pero tampoco es ajeno. En ese poema, que le puse de titulo "mil retales", hay un poco de todo, sin nada definido, todo retales de mi memoria. Pero de alguna manera hay que expresarse, sin invadir campos ajenos.
Un abrazo amiga. Gracias por tu visita y comentario.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor,no temas por la distancia entre tu y la tierra; las flores solo caen cuando se marchitan y se ponen tristes; pero tú, amiga, eres una Flor especial, como la hoja del níspero, que se renueva, nunca deja su espacio vacío en su rama, goza de eterna juventud.
Amiga, un abrazo y ha disfrutar que la vida son dos días.
Jecego.