Una sonrisa.

Sonrisa.



















Voz amable y cariñosa, sin sonido,
que llega mas allá, que la palabra dicha;
que habla sin decir nada, en silencio,
donde son los labios, quienes hablan;


haciendo que traduzca el pensamiento
aquella imagen sin palabras,
que da fe de que es cierto,
de que: una sonrisa sola, habla..


Cuando se extienden los labios
para que la felicidad salga,
brota una imagen que llega
donde no pueden las palabras;


y el mundo se hace un río
de sentimientos como agua,
que llenan el espacio que espera
que broten las palabras;
que quedan presas en silencio
porque las sonrisas no hablan,
pero dicen lo que quieren
solo con mirar a la cara.


Jecego.


Multitud.


Cuando la sala se llena de gente
se ocupa su espacio con palabras,
incomprensibles como ruidos
que no se entiende lo que hablan;


porque se unen unas a otras
pierden nitidez y escapan,
de aquella cárcel que rompe su seña
con alborotos de palabras,
donde han perdido la esperanza
de ser útiles cuando salgan.

Jecego.


4 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Los dos poemas me gustaron, especialmente: "Multitud". Muy bien dicho.

Saludos cordiales.

Hasta pronto.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, gracias por tu comentario. Casi eres mi amanecer, el sol que alumbra mis letras, y la voz que aviva mis ganas de volver a escribir. Gracias por todo ello y por la sombra que me regalas.
Un abrazo amiga, hasta luego.
Jecego.

Déjame un Poema dijo...

Querido amigo, precioso los dos poemas, es una delicia leerte.

porque la sonrisa no habla,
pero dicen lo que quieren
solo con mirar a la cara.

Es un placer enorme leerte, me encantaron los dos.
besitos para ti, que Dios te bendiga.

Estrella Altair dijo...

Gracias!!!1

Isidro...

de una sencilla

"segadora".. Castellana..

Un beso muy muy fuerte