A tí, madre y abuela.

A tí, madre y abuela.


















Hay labios que sonríen
y brazos que abrazan,
tu tiene las dos virtudes
encerradas en tu carcasa;
para tus hijos y nietos
los carbones de tu llama.


No es todo en ti: fe y esperanza,
hay algo muy sublime
que solo la fe alcanza:
es el amor por la familia
que reflejas en tu cara.


Muchas veces he hablado contigo
pocas veces; en malas rachas,
y nunca me ha faltado
una sonrisa en tu cara.


Quizás sea tu conciencia
de mujer entregada,
al cuidado de tus hijos
y tus nietos del alma.


Quién cuida de su familia
y aprende a respetarla,
siempre será feliz ayudando
aunque viva esclavizada.


La vida como las monedas tiene dos caras
la que todos vemos, la del cuerpo,
que solo nosotros conocemos
y la que llevamos en el alma;
aunque no hay vida oculta para todos,
siempre hay señas que delatan.


Tú no tienes que predicar ni ocultar nada,
ni de tu vida dulce, ni de la amarga.


Es tu cuerpo como un molino
extendiendo al viento tus aspas,
para abrazar a tus hijos
y a tus nietos del alma;
y ofreces a los cuatro vientos
todo tu amor en ráfagas.


Que tus hijos aprendamos de ti
como debe ser, una madraza,
diciendo sí, al viento, al frío, al calor,
y hasta a las tormentas en casa.


Jecego.

9 comentarios:

Wanderley Elian Lima dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wanderley Elian Lima dijo...

Só as mães são capazes de amar, sem pedirem nada em troca.
Um abraço

Estrella Altair dijo...

Hola Isidro, bueno me he ido un fin de semana y te has puesto a producir poemas como un desatado..

Esta es muy bella, de agradecimiento, de amor,de esas deudas que no se pueden pagar nunca, no hay con que pagarlas, de las que se llevan en el corazón, de las que se guardan y engrandecen el alma

Gracias por ese bello poema, que me hace sentir a mi madre, a la que afortunadamente tengo viviendo conmigo y a mi abuela a quien echo de menos cada día mas.

Un beso querido amigo.

Hoy no tengo tiempo pero en otro momento leeré tus otros poemas y te dejaré algúnas palabritas.

Besos y abrazos

Katy dijo...

Que suerte tiene mis nietos que aún tienen una bisabuela:)
Un poema muy sentido y precioso. La madre, abuela y nieta tienen que estar encantadas con esta dedicatoria.
Un abrazo

Flor dijo...

Una dedicatoria muy tierna.

Un beso
Flor

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Wanderley, gracias por tu comentario. Vengo de blog, creo que medio borracho de tantas botellas de vino. La verdad que es un lío lo que le ocurrió a esa señor, pero no pude ponerte un comentarioa, por ello lo hago aquí.
Un abrazo amigo por tu visita.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, gracias por tu comentario. Eres como las estrellas de firmamento, amaneces cada día trayendo nuevos mensajes, nueva luz, diferente figura.
Un abrazo amiga por too lo que repartes y por la parte que a mi me toca.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, felicidades por tener lo que tienes; tambien a tus nietos por ser bisnietas, lo más importante de una gran obra, son sus cimientos y tú y ellos los tienen.
Un abrazo para toda la familia.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor, gracias por tu comentario. Del glaucoma no te puedo decir más de lo que te habrán dicho, creo que los ojos son unos órganos muy delicados para tener con ellos más de una opinión. Cuídate y cuidalos, porque no hay de repuestos.
Un abrazo amiga, me quedo con tu perfume.
Jecego.