Un ciruelo deshojado.

Un ciruelo deshojado.





Por pena saqué la foto cuando el ciruelo empezó a sonreír, dando con sus flores gracias al cielo.
Jecego.







Clamaba al Cielo un ciruelo deshojado
pidiendo clemencia al frío invierno,
piedad para su cuerpo ajado y desnudo
por el viento frío que azotaba su cuerpo,
cuna de sus futuras ramas y frutos
desamparado de la gracia del cielo;


siento como se para en mis tallos, la sabia,
y como se enfría mi cuerpo entero;
y me gustaría dar a mi dueño, mi vida,
presente en mis frutos dorados por el tiempo.


Dios le oyó, y puso su mano protectora
en el ciruelo deshojado, que sintió su calor,
a través de sus gajos, sentía circular su sabia,
y alejarse de sus ramas, el desagradable hielo.


El ciruelo comprendió al momento
que para Dios, todos somos sus hijos
en el mundo nuestro; hombre, animal y árbol;


que son los hombres los que han separado:
el tiempo, la vida, el momento, el humo y el fuego,
sin pensar que son todos iguales, los hijos del Cielo.


Y que cada uno tiene su tiempo.


Jecego.

13 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Cada uno tiene su tiempo...ufff...qué cierto, querido amigo, qué cierto...

Y que precioso lo escribes!!!

Besos

Katy dijo...

Gracias Isidro, tu poema de Abuelos memorizando ya luce precioso en “Tocando otros Palillos
http://katy-tocandootrospalillos.blogspot.com/2010/09/abuelos-memorizando.html
Por si quieres desea verlo
Un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, he visitado "tocando otros palillos". precioso escaparate para un agradecido abuelo. Me siento un afortunado sentado en eun trono rodeado de preciosas palabras. No quise comentar, tú ya lo habías hecho.
Un abrazo amiga. Que Dios te bendiga. Jecego.

Sneyder dijo...

Todos tenemos nuestro tiempo, no sabemos cuánto…

…que son los hombres los que han separado:el tiempo, la vida, el momento…

Siempre bonito lo que escribes.
Un beso

Katy dijo...

Gracias Isidro y feliz domingo :)

Patricia 333 dijo...

que son los hombres los que han separado:
el tiempo, la vida, el momento, el humo y el fuego,
sin pensar que son todos iguales, los hijos del Cielo.

Que belleza .... Sbio el ciruelo :)


Un abrazo y feliz fin de semana

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Amelia, gracias por tu comentario; la vida es así, nos creemos que todo lo podemos hasta que perdemos el timón, y con él, nuestro rumbo, y nos quedamos solos con nuestra ignorancia.
Un abrazo amiga. Feliz fin de semana.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Sneyder, gracias por tu comentario. Sin gasolina el coche no camina y se para el motor. Los comenrarios son el combustible de los que escribimos.
Gracias por el tuyo.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Patricia 333. Amiga, tu comentario dentro de mi tiempo, me estimula como el sol al ciruelo y produciré más fruto que compartiré.
Un abrazo amiga. Feliz fin de semana.
Jecego.

Jacque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jacque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque; así es amiga, nadie está obligado a visitarnos, pero todos lo hacemos; yo por ejemplo comento en el mío, y tambien visito al que me visita correspondiendo a su actitud.
Un abrazo amiga.
Hasta pronto.
Jecego.

Jacque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.