Mensaje a la luna.






Las Palmas al fondo.
Mar y mar de nubes.
Puertito de Güimar,
desde la Dehesa.
Jecego.







Me gustaría decirte tantas cosas
que tengo en mi pecho guardadas,
sacarlas de la cárcel de mi alma
y poner alas al viento, que volaran;


para abrazarte mágica luna clara
sin tu manto de seda plateada,
que se unan tu polvo y mi agua
para hacer nuestra propia casa.


En que vivamos los dos
en mágicas noches soñadas,
que la poblemos de selenitas
como estrellas engalanadas;


con un corazon como el mío
con el fuego de tus soles,
la sombra de tus nubes
y un arco iris de colores.


Con un silencio que nos habla
una alborada en el horizonte,
y un sol que ilumine
nuestra soledad en la noche.


Jecego.





4 comentarios:

Jacque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mery Larrinua dijo...

Que lindos versos! imagine esa casita hecha de polvo y agua.
un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque.
Gracias por tu visita y comentario. La luna da para mucho cuando la tenemos de nuestro lado.
Un abrazo amiga, que ella te cubra con su manto.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Mery; dejemos volar nuestra imaginación y encontraremos esa casita en nuestro pecho; ya en ella, dejemos que hablen las paredes en su silencioso lenguaje.
Amiga, gracias por tu visita y comentario.
Un abrazo. Jecego.