Busco en mi memoria.


Mi pensamiento rebusca en el olvido
nuestras páginas sueltas sepultadas,
entre células que han muerto en silencio
que llevaban el sello de la esperanza
de encontrarnos de nuevo en el tiempo.

Busco donde todo es nada
donde mi memoria se pierde y llora:
por un recuerdo que creamos los dos
que existe, que es nuestro y se resiste ahora
a ser fiel imagen, de mi memoria rota.

Busco en los límites de mis células
donde se encuentran las sinapsis rotas,
donde se pierde la memoria que grita
en el ocaso de mi pensamiento y llora
por revivir aquellas horas locas;

Busco más allá del tiempo, entre las olas
en los recuerdos que me gravitan
restos de aquellas horas locas
que fueron trocitos de cielo,
pastel de nuestra boda;

¡¡¡cuanto cambia el tiempo!!! , solo cenizas ahora,
que no puedo retener conmigo,
que me abandonan, y dicen en su partida:
nos encontraremos más allá del tiempo,
adiós, ... querida memoria.

Jecego.






4 comentarios:

Mery Larrinua dijo...

Me deleito con tus versos!!!
un beso

http://luzdelcorazon-mlarrinua.blogspot.com/2010/09/ii-encuentro-literario-intl-luz-del.html

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Mery Larrinua; gracias por tu visita, y por tu comentario un potosí. Es un plcer para mi, y para mi blog un galardón, tener tu nombre entre mis seguidores.
Un abrazo amiga, hasta pronto.
Jecego.

Corazón y Pluma dijo...

Espero que la pluma de mi corazón y el tintero para guardar la tinta de tus sentimientos te hayan venido bien, porque hacer uso de ambos instrumentos lo haces como los mismísimos ángeles...

¡Cuánto daría yo porque se me hubiera concedido ese don! Pero a aguantarse toca y a aceptar una situación que es como es: aunque disfrutando de vuestros poemas, o viviéndolos más bien, llego a la esencia de la poesía, que es lo que, al fin y al cabo me importa...

Por mi parte, paso página y te agradezco la explicación, pero espero que hayas entendido los motivos de mi malestar...

Un beso y una flor

Alicia María Abatilli dijo...

Hola Isidro.
Al leerte te descubro, llegas con tus palabras profundo y constante.
Te dejo un abrazo.
Alicia