Cántico a la Primavera

Cántico a la Primavera.
(para que mis amigos pasen mejor el verano)




El Valle de Güimar Tenerife, cubierto por un mar de nubes.
El sol en la lejanía haciendo su trabajo, de luz y calor.
Jecego.








Sabia Primavera que de flores sembraste
todos los campos del mundo nuestro,
poderosa mano la tuya, en tu gran delirio
de hacer hermoso la tierra que heredaste;

si de tu Padre el amor tomaste como río
con el agua de tus lluvias regaste,
e hiciste verde, la parda tierra agreste
con la delicada humedad de tu rocío;

el Sol quiso ayudarte con la luz de sus rayos
y se hizo pareja tuya en tu trabajo,
y entre los dos han logrado el milagro
de hacer lo pardo y agreste, verde y florido.

Hoy apenas empieza el cálido  verano y revolotea
aún en nuestros sentidos tus colores y perfumes,
añoramos tu presencia, tu frescura, tus nubes
que cubrían el suelo con la lluvia de tus alas.

Dile a tu Dios, mi Dios que nos cubra
con las sublimes alas del viento fresco
de las cumbres heladas,

para que el verano no sea muy crudo
y  vuelva  pronto a enverdecer la tierra
con la suave  y húmeda brisa de tus alas.

Jecego..


8 comentarios:

Mery Larrinua dijo...

wow, que hermosos versos!
un abrazo

Pluma Roja dijo...

Un bello canto a la naturaleza. Precioso.

Saludos poeta.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja. Gracias por tu visita y comentario; es un placer ver tu nombre en mi blog, gracias amiga, gracias.
Un abrazo de mi paraiso al tuyo.
Güimar Tenerife.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Mery Larrinua, gracias por tu visita y comentario; es un placer recibirte con la suerte que me traen tus aires y tus letras.
Un abrazo amiga que refresque nuestro verano.
Jecego.

Katy dijo...

Hola Isidro nada mal nos vendrían esas nubes y alas de viento fresco de las cumbres heladas de cualquier sitio. Pero nos tenemos que conformar con lo que hay y disfrutarlo. Hay cuatro estaciones marcadas en el calendario y se han quedado en la teoría. En la práctica yo personalmente percibo dos: verano e invierno..
Pero la poesía es la poesía y ella trae coinsigo siempre el soplo de un aire puro.
Un abrazo y feliz semana

Corazón y Pluma dijo...

Precioso poema, como todos los que escribes, ¡faltaría más! Aunque este dedicado a la Primavera, mi estación favorita, me llega más profundo... Aunque he echado en falta alguna foto con campos floridos, o con árboles cubiertos de capullos a punto de abrirse... Soy amante de la naturaleza, pero las flores, en especial, me vuelven loca... No me gusta eso de comprarlas en una floristería y llenar la casa de flores naturales, sí, pero que están condenadas a muerte... No... Prefiero ir al Jardín Botánico de Madrid,donde he pasado muchas horas recorriendo todos sus laberintos floridos y aprendiendo nombres y tipos de flores que jamás había visto... O subir a mi querida sierra de Guadarrama, y caminar por el monte... Allí encuentro otra clase de vegetación, que me llena los pulmones de olor a romero, a pino, a tomillo... Y que desearía poder guardar dentro de mí para siempre...

Un placer leerte Jecego, aunque no venga a verte todo lo que me gustaría...

Un beso y una flor de romero...

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Corazón y Pluma; la primavera siempre nos trae la esración más hermosa; las flores, sus pefumes, su verdor, agua y luz; todo se junta en esa estación.
En mi blog si hay fotos de ciruelos en flor, de perales con fruto; de árboles en plena juventud; me falta una de romero, pero la sacaré el próximo día que suba a la Dehesa, allí tengo uno a la puerta de la bodega.
Un abrazo amiga, a mi tambien me gusta la naturaleza VIVA, no en un jarrón.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracias por el alimento de cada día. Gracias por todo lo que aprendo de tí.
Un abrazo amiga, y que Dios te bendiga.
Jecego.