Güimar, un Valle hermoso.

Güimar, un Valle hermoso.






Mi tierra.
Vista parcial del Valle de Güimar.
Tenerife. Islas Canarias. España.

Foto tomada de internet.







No digas que no te gusta Güimar
si apenas vienes a visitarla,
o vienes por el Socorro
o de paso para la playa;


Güimar está entre La Ladera
Arafo y Candelaria,
y es un monumento encerrado
entre la mar y la montaña;
enlazado por caminos,
calles y veredas extrañas
que son los senderos viejos
que aúnan nuestra señas;
de guanches que dejaron
una señal como estela.


Las redes que aúnan sus barrios
son las venas del pueblo,
por donde circula la sangre
embutida en los cuerpos;
de sus habitantes señeros


herederos de los guanches,
que fueron los primeros habitantes
del pueblo güímarero;
que jamás abandonan las veredas
por la cubierta de asfalto negro.


De las calles negras y feas
surgen veredas y caminos,
que llegan silenciosas a las casas
donde habitan los vecinos;
aquellos, fieles a su historia
que cuidan sus gallinas y corderos,
que aún comen leche con gofio
y gofio amasado con queso;
y hasta te invitan para que descanses
si andando cruzas sus senderos,
porque son gente de antes
que no olvidan sus ancestros;
aquellos guanches que fueron
auténticas caballeros.


Que diferencia tan grande existe
entre las gentes que van en coche,
y las que hacen su camino por senderos
recreándose en las imágenes que ven;
los primeros, van apartando a la gente ,
ignorando aquellos cuerpos que adelantan,
porque se sienten los dueños sin alma
de aquel asfalto negro que rampan;
los segundos saben que ese mundo
no se hizo para ellos y quieren llegar,
a sus casas con sus cuerpos enteros
donde esperan sus padres, hijos o nietos, del alma.


El asfalto se hizo para los de prisa por llegar,
creyendo, que corriendo se llega primero,
sin darse cuenta de su error ignorando
que lo importante es poder y saber llegar;
haciendo uso de la educación y respeto
por aquellos que tienen que andar,
por sus caminos y senderos
que también quieren llegar.


Haz un recorrido por su campo abierto
sin coche todo terreno,
hazlo a pie, caminando, mirando, viendo,
por sus caminos, veredas y senderos;
y verás cosas diferentes y hermosas
distinta al asfalto negro,
que te dirá lo hermoso de Güimar
cuando la conozcas por dentro.




Jecego.

3 comentarios:

SUSURU dijo...

Qué bello poema, que además de retratar la fotografía del lugar con tus versos, tiene un no se qué de la cotidianeidad, de la gente apurada que a veces no llega a ninguna parte y de los otros, que viven y disfrutan el contacto con la naturaleza agreste.
Y hablás de gofio. Y ya con esto me enamoraste porque volví a mi niñez. ¡Cuánto tiempo sin escuchar esa palabra que creo, se me había olvidado!!!!

Me gustaba el gofio como el arroz con leche con dulce de leche y canela.

abrazos y besos

Estrella Altair dijo...

NO me tientes, que ya le estoy comentando a mi familia, cuanto me apetece conocer esta tierra, Guimar... las Islas Canarias... que no las conozco..

tengo delito verdad????

ser Española y no conocer esas islas...

.. todo llegará... amigo y haremos lo que dices.. conocer el Valle de Guimar y andarlo, recorrer sus senderos, percibir sus olivas, sus arboles frutales, ver a Venus de tarde y de mañana, respirar el aire de mar y ser felices con toda esa belleza que nos muestras ... y ese amor que nos llega...

espero que tu sientas el mismo gusanillo que yo por tierra CAstilla..

la conoces????

la zona de Gredos... de la sierra...

Un besazo que hoy marcho de finde para aquellas tierras, las mias.

Mercedes dijo...

Hola! Quería saludarte y darte las gracias por haber pasado por mi blog y haber dejado un comentario.

Aprovecho para decirte que lo poquísimo que conozco de estas bellas islas (Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife) me ha encantado. ¿Y lo que menos me gusta?¡El viaje en avión, sin duda! (odio volar).

Un saludo! Nos seguimos leyendo en septiembre!