Tengo un limonero.

Tengo un limonero raro
a la entrada de mi bodega,
con verdes  mezclados, sus ramas
y espinas vigorosas a su vera.                    

En otoño sin hojas pide
piedad para su piel pelada,
mientras enseña sus espinas
como firmes armas afiladas.

Esgrimiendo  espadas de guerra
como soldados en la puerta,
hacen guardia como estatuas
de sus limones, si tuviera.

Limonero de vida cómoda
no pares un solo limón,           
sin flores, sin fruto, no mereces
te alcance la gracia de Dios;     

que te impregna con sus dones
del amor que guarda su aire,
la brisa ágil de la  Dehesa
que aturdida te desconoce.    

Te miro con mucha tristeza
no te mereces la tierra mía,
ni la brisa que te acaricia
ni el sol de la basta pradera;

ni que te canten los pájaros
ni el agua clara que te llueva,
porque tú no quieres dar nada,
ni sombra a la tierra, siquiera;

eres un mísero arbolucho
que amargas la vil existencia,
de todos cuantos te observamos
con las esperanzas muertas.

Y nos enseñas tus espinas
a cambio de verdes limones,
queremos tu jugo para el verano
y no tus soberanas flechas.

que sería la forma hermosa       l
de tenerte  aquí, en  la Dehesa. . 

Jecego.

7 comentarios:

Katy dijo...

A leer el título en mi blog me vono a la cabeza Luis Aguilé
"Mi limóm, mi limonero
entero me gusta más"...
Pobrecito, me ha dado pena el trato que le has dispensado...
Pero tu sabrás.
Un abrazo Isidro y feliz finde

Katy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mery Larrinua dijo...

Hermoso poema!!!
un beso

Estrella Altair dijo...

Jecego.... ummmm que duro eres....!!!!

déjale...

a veces hay que aceptar a los que nos rodean, como son... el no dá limones... pues no se los pidas...

quizás cuando no los desees... te los regale...

seguro que es un limonero astuto..

Besos para ti y para el limonero, ja, ja, ja.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, agradezco tal comparación con Luis Aguile; pero ese señor es una de las voces y talentos del mundo que ha dejado huella en todos los que tienen oído. Yo apenas tengo media docena de personas que me sigan; pero estas personas son mis amigos y seguiré escribiendo solo por estar en contacto con ellas, como tú.
Gracias amiga, un abrazo y que Dios te bendiga.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Mery Larrinua; gracias por tu visita y comentario. Es un placer oír palabras como las tuyas; solo ese alimento hace que una piedra cante o que un árbol escriba.
Amiga un abrazo, escribo casi todos los días. Ahora voy a visitar tu blog.
Gracias.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella; hay que ser duro con aquellos a lo que le das lo que tienes y no te corresponden; pero yo soy debil, y no le hago nada, tampoco le digo, peroél lee lo que pienso. Luego escribo en su contra y dejo que se lo diga el viento.
Amiga, un abrazo, no es mucho, pero es todo lo que tengo. Tus comentarios y de otros amigos, me animan a escribir todas las tonterias que me sobran y no enseñan nada.
Jecego