Cántico a la luna.

Cántico a la luna.



















Viernes 4 de Junio .2010.
 Gracias por venir, maravillosa luna,
mira como aparece  la noche,
tú que sabes de reproches
no me dejes solo a oscuras.

Ya el sol me abandonó
estoy solo en la penumbra,
no veo nada, todo se oculta
necesito tu luz en mis ojos;

quiero ver tus rayos sobre el mar,
para que su espejo suplante al sol,
y con tu tenue luz alumbres al cielo
lleno de estrellas donde estás tú. 

No me dejes solo luna hermosa
que me puedo perden en las sombras,
y quiero ver con tu manto de plata
a la mujer, que en sueños me nombras;

quiero ver con tu traje de seda
aquel amor que me diste ayer,
luciendo tus preciadas  galas
más hermosa que nunca, mujer.

No me importa como otros te llamen
para mí siempre serás, luna de miel,
es un momento que en el hombre pervive
quien lo ha vivido, lo debe saber.......

Jecego.

6 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Un precioso poema, he leído que le cantan a la luna pero el tuyo, tu canto es especial. Le cantas a la luna de miel. ¡Bello! Saludos poeta.

Hasta pronto.

Flor dijo...

Lindo y nostalgico poema a la luna,a la luna de miel,al amor de tu vida.

Un gran beso
Flor

Estrella Altair dijo...

Hermoso poema...

Hermosa luna te pido lo mismo que mi amigo Jecego...

.. que me dejes sentir el placer de verte en mis noches y darme cuenta de que estoy viva y ser feliz.... al menos cuando te miro....

Un beso amigo poeta

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor; la vida es sueño, y yo soñador. Sueño que soñaba y al despertar, era yo y mi almohada.
Sueño triste, sin vida, sin nada.
Volveré a soñar, pero asegurandome un hada
Un abrazo amiga, gracias por tu comentario.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja; eres enorme. Gracias por tu comentario. A algo hay que escribirle para tener una razón de ser; nada mejor que a la luna de miel.
Un abrazo amiga, siempre estaré cerca de ti.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Altair, esta noche le pediré a la luna que te combierta en estrella humana; que derrame sobre ti todo el sabor de una luna de miel, que te haga sentir mujer en luna de miel.
Recordar es volver a vivir.
Un abrazo, Jecego.