Venus








Foto tomada de Google.



Yo miraba al cielo en el ocaso
apenas empezaba a oscurecer,
y vi en el azul oscuro aparecer
la estrella más hermosa del cielo.

Venus la princesa del firmamento
lucero hermoso de la mañana, 
que se oculta cuando sale el sol
porque sus rayos dañan su cara.

Y como princesa encantadora
entre muchas estrellas hermanas,
eligió ser, en la noche  madrugadora
para ser el primor de la mañana.

Aunque los hombres le miren
como yo le miraba,
con ojos que le digan todo
sin pronunciar ninguna palabra;
ella sigue su camino
entre el ocaso y el alba.

No hay expresión más elocuente
que el silencio cuando los ojos
llevan  implícitas  las palabras;

porque ponen color al silencio
de la dicción no pronunciada
que quedo oculta en su lecho.  .

Cuando miro a Venus
en el ocaso o en el alba, 
se llena de su embrujo  mi pecho
que se desparrama por mi alma

Jecego.

9 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Un poema precioso Jecego, el lucero de la mañana, es ¡Tan bello!

Saludos cordiales,

Hasta pronto,

Aída

Estrella Altair dijo...

La conozco tanto...

lo sabes...

es mi preferida...

Me emociona.....cada tarde y no quiero perderme ni un sólo atardecer, en la medida que puedo dejo que recorran mis sentidos... sobre todo los de este tiempo mas cálido...

A partir de ahora cuando la mire.... sabré lo que siente ella ...

ante mi mirada de admiración...muda y absorta de agradecimiento..

Un beso amigo Jecego

Estrella Altair dijo...

Te pido permiso para poder ponerla en la columna izquieda de mi blog...

... si te parece bien..

Abrazos

Katy dijo...

"No hay expresión más elocuente
que el silencio cuando los ojos
llevan implícitas las palabras";
Bellisimo poema y este verso lo dice dice todo. Hay tantas cosa que expresa la mirada.
Un abrazo Isidro y buen finde

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella ¿has pensado si sea señora Venus, sea un reflejo de tu persona? lo curioso es que a ti te gusta su imagen "vespertina", mientras que a mi me gusta la "matutina".
Esa imagen la tomé de google, ya iré poniendo en mis ejercicios diarios, otras que si las he sacado yo, pero del sol. De Venus tengo algunas pero salen muy lejos, por su tamaño.
Un abrazo amiga.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracias por tu comentario, me lo llevaré implicito este fin de semana.
Un abrazo amiga, que descanses,
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Jecego... es que soy muy dormilona.. por las mañanas... y cuando madrugo para ir al trabajo... casi no veo...ja, ja, ja.

...total que por la mañana no la veo.. pero seguro que si la viese... me encantaría... tanto como a ti.

Ojalá, esa Venus fuera reflejo de mi persona....

.... me queda mucho que mejorar para brillar con ese destello...para ser tan bella por dentro y por fuera....

de todas formas gracias.. por tu galanteria...es tan agradable...

Y no me has contestado a si puedo o no poner la poesía..

igual no quieres????

Besos amigo.. besos llenos de amabilidad.

Flor dijo...

Muy lindo mi poeta!

Yo tengo la suerte de vivir en el 12º piso y ultimo de un edifcio que queda en un sitio con mucho espacio y puedo ver esa bella estrella todos las noches hasta la madrugada, pues me acuesto siempre muy tarde.
Lastima que no soy poeta, seguro que haria un poema con todo su brillo y te lo regaria a ti, mi amigo.

Un besos llenito de mimos!
Flor

chaman dijo...

Es un poema precioso, amigo Jesús, tu sensibilidad me sorprende cada día más y más... un beso