La naturaleza. Mis parras.

















Vengo encantado de verles
hace apenas tres semanas.
sus sarmientos eran tiernas ramas
y no daba nada por mirarles;


ahora veinte días después
multiplicándose de la nada,
sus ramas son hermosas
y sus racimos también;


es un prodigio de la naturaleza
o, ella, hace prodigios tal vez,
aliando a la clorofila y al sol
para hacer el milagro de ser:
rama, sarmiento y uva, que
luego, se hará vino, también.


Y cuando surge el milagro del vino
el hombre se vuelve conspicuo,
divertido y majadero también,


le canta a Baco dios del vino
salta y brinca de contento
hasta que cae y se queda dormido.


Y todo fue, por que la naturaleza quiso
unir a la clorofila y el sol…….
y patas para hacer el vino…. después….


Jecego.

7 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Jedeco que belleza... de foto.

son tuyos.... esas parras y esos campos... que se ven... ????

....siento envidia de tus ojos que se levantan cada mañana y se asoman y ven ese paisaje que calma el "alma" y permite sentir ante la naturaleza lo privilegiado que se es.. que eres.

... Yo no tengo vides, pero si tengo chopos, castaños, cerezos, pereigos... higueras..... y son tambien mias..... y vivo con ellas encantada cuando me marcho a verlas y cuidarlas...

... Me ha gustado mucho tu poesia,
el vino es genial, hacerlo mas, con esos vaporcitos.... que terminan afectando a todos los que estan en la faena justificando que el mostito es mas flojito, ja, ja, ja.... y el día es de alegria.

Bendita emoción...de ser feliz de esa manera como transmites en tu poesía.

Un abrazo querido amigo de valles y parras

Pluma Roja dijo...

Un bello canto a la naturaleza. Precioso poema Jecego. Y la fotografía una delicia a los ojos.

Saludos cordiales,

Aída

María dijo...

Muy bonita la foto, veo que la has hecho tú.

Sonetos naturales que dan luz y color.

Un beso.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, gracias por tus palabras. Respuestas a tus preguntas: si, son mías esas tierras, parras, ciruelos, perales, castaños, membrillos, duraznos, melocotoneros, limones, nogales, higueras y creo que nada más. Entre ellos hay variedades. Es un terreno alto, a 1318 m.a. de poco valor. salvo el sentimental.
Pero es saludable el cambio de altura y de aires.
Amiga , un abrazo y una copita de vino. (aqui el vino se bebe por vasos) (termino campestre).
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja.
Gracias por tu comentario.
La foto es una de unas cuantas que saqué desde La Dehesa; le puse mi nombre, aprendí hoy a hacerlo.
Un abrazo amiga. He visitado tu blog, preciosos temas como siempre.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga María, gracias por tu visita y comentario.
Todas mis publicaciones son de mi propiedad; cuando haya alguna que no lo sea, pondré nombre del autor.
Las fotos he aprendido hoy a ponerle mi nombre, solo lo haré a ls que haya sacado yo.
Un abrazo amiga.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Jedeco... me tomé la copita de vino y me supo a gloria....

... gracias ...

eso de tener al menos un trocito de tierra.. hace que los pulmones respiren con una vitalidad diferente, parecida a la de la eternidad.

.. espero que mi curiosidad, no te haya molestado..

Un besazo