Recordando.

Recordando.

domingo 11 de abril 2010.


















Foto de Google.



Yo soy de ti, tu juventud hermosa
porque tu primavera fue la mía,
guardo en mi pecho tu fragancia
y en mi mente,  tu alegría  tibia;

pusiste en mis manos tus pétalos,
y como rosa hermosa te quería;

tu perfume me embriagaba
toda tu belleza, me envolvia,
como aracnido maniatabas mis deseos
con  tu traje de seda curtida.

Fuiste mi cielo y mi infierno
de ti enanorado, solo vivía,
con el verde de tus hojas
y con el rojo de tu ira,
me mostrabas una aurora
seguida de rayos que herían;

yo no sabia distinguir
lo que era malo, de lo que era bueno;
te miraba a los ojos, y me seducias,
miraba a tu pecho, y me embriagaba,
todo me evolvia en tu silencio
en un trozo de cielo que guardabas;

cuando livaba las mieles de tus labios
y de tu suave y delicado cuerpo,
asomaban las espinas
que representaban el infierno;
y se acababa para mi la gloria
que me ofrecía todo tu cuerpo.

Me quedé muy solo  en mi jardin
se había ido mi mujer de hielo,
que se manifestaba como rosa
con sus espinas al  asecho.

Jecego.

14 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Buenos días Jecego, bello poema

"Yo soy de ti, tu juventud hermosa
porque tu primavera fue la mía,
guardo en mi pecho tu fragancia
y en mi mente, tu alegría tibia;"

Nunca mejor dicho cuando el tiempo inclemente ha marcado con sus horas años y más años sobre nuestras vidas.

Saludos cordiales,
placer pasar por tu casa. Hasta pronto.

Flor dijo...

Isidro, gracias por tu visita!

Llego aqui y leo este poema bello y además triste! Hay que cuidarse de las rosas!

Un beso
Flor

Katy dijo...

Hola Isidro, no se puede tener todo. Si quieres la rosa has de tener también sus espinas. No se concibe la una sin la otra.
"todo me evolvia en tu silencio
en un trozo de cielo que guardabas;
Bellísimo.
Un abrazo y feliz semana primaveral.

Wanderley Elian Lima dijo...

Olá Isidro
Comparar o seu amor com uma rosa foi de muito bom gosto para o seu poema
Uma ótima semana para você
Grande abraço

Estrella Altair dijo...

Todos tenemos espinas Jedeco...

Unos mas que otros, eso si es verdad...

....pero en general.. los amores y la vida.. tiene su parte negativa que yo al menos, intento aprender a convivir con ella e integrarlas, para no perder el buen humor y las ganas de vivir y ser feliz... mas allá de las espinas.. y las lágrimas...

.. lo malo de la poesía es quizás el sentido de soledad que a mi me transmite..

Un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, gracias por tu visita y comentario.

Yo comparo a la mujer
con una rosa, tanto,
en su parte hermosa
como en la cruel,
en sus aires, siempre
sutil y preciosa
en su corazón, mujer.

Si no fuera como es,
sería otra cosa,
no mujer.

Lo bueno de la mujer es: su sabor agridulce; su olor, su color y sus espinas.

Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor; mi poema es una imitación de tu estado de ánimo, creo que me contagiaste; un poco triste, un poco alegre, pero con tu presencia se repondrá.
Amiga, como puedes observar, cada momento de la vida es diferente; es lo mejor que tenemos, y en vez de combatirlo, será mejor imitarlo.
Cuando no puedas con tu enemigo, ponte a su lado a esperar tu oportunidad.
Un abrazo cargado de animos.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, yo no lo quiero todo, solo lo bueno me apetece.
Egoísta, verdad? cuando hay que pedir, se pide y a otra cosa mariposa.
Gracias por tu presencia y comentario.
Un abrazo.
Jecego

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Wanderley, gracias por tu visita y comentario.
Yo solo comparo a la mujer con lo más hermoso de la tierra, que para mí, son las flores, y entre ellas las rosas a pesar de sus espinas; ¿casualidad o certeza? las dos son bellas, pero las dos tienen espinas, unas de madera, y las otras de otra cosa...
Un abrazo amigo, gracias por todo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella; grcias por tu visita y comentario.

El amor es parecido a la rosa
todo parece hoja, flor y fragancia;
pero lleva implicita la lucha
con dardos ocultos en sus ramas;
que pasa del ensueño infinito
a un riachuelo hecho con lágrimas.

Amiga, en el amor hay muchas cosas tristes, pero así y todo, es lo mejor que existe.

Un abrazo.
Jecego.

medianoche dijo...

Es tremendamente hermoso, a pesar de las rosas espinosas, me encanto, todo está pensado en la naturaleza la felicidad y las lagrimas, me encanto.

Besos

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga medianoche, gracias por tu comentario; tu visita disipo la noche y me trajo un día alegre y feliz.
Gracias por todo, escribiré algo sobre la noche. Hasta mañana.
Un abrazo
Jecego.

Katy dijo...

Hola Isidro en mi blog tienes un sello de regalo.
http://katy-tocandootrospalillos.blogspot.com/2010/04/y-de-regalo-un-sellito-
hermoso.html
Si te apetece puedes pasar a recogerlo
Un abrazo

Enana dijo...

precioso recuerdo, ojala alguien tenga mi fragancia guardada,mi juventud memorizada en su mente....ojalá...