Trajano

Trajano.
(Nació en Córdoba el año 53,
Murió en Satismonte (Cilicia, provincia romana) en 117).

   Trajano, como Alejandro Magno, pudo haber llorado porque el mundo era pequeño para sus conquistas.
   Este valiente cordobés, criado entre el fragor de las batallas y a quien sus tropas querían con un cariño rayano en la idolatría, ocupó importantes cargos; entre ellos, el de legado imperial, cónsul y gobernador de Germania. Nerva lo asoció al trono, y a su fallecimiento fué Trajano proclamado Emperador de Roma por el voto unánime del Senado.
   Estaba Marco Trajano en el Rhin, rio famoso de sus conquistas, cuando le llegó la nueva de su elección al trono imperial. En Roma fué recibido con arcos de triunfo y aclamación de la multitud.
Pero, deseoso de ensanchar el poderío de la Roma imperial, después de sus conquistas en el Wesser y el Rhin, intentó y realizó las del Danubio. Siguió conquistando los territorios de Hungría y más tarde en Rumanía, que hizo suya.
   No satisfecho con haber dominado toda la Dacia, siguió hasta Siria,  y  la Arabia pétrea, y llegó hasta el corazón de la Palestina.
   ¿Es bastante? ¡No!, contestaba él mismo. Y se fué sobre la Armenia, que tampoco pudo resistir a las águilas imperiales. No bastaba, sin embargo, y todabía conquistó Babilonia y Asiria.
   Roma no puede ya con tantas glorias, y Trajano tampoco va a poder mantener tan vasto imperio. Unido los partos (naturales de Partis, región del Asia antigua)  para oponerse a las conquistas de Trajano, le obligaron a retirase. Trajano ya es viejo y ha de ir cediendo  el terreno. En esta retirada, admirablemente llevada, no pudo el cordobés resistir a la fatiga y falleció en el camino.
   Trajano, desgraciadamente no llegó a conocer el Cristianismo, que por entonces se extendía por Occidente; pero escribió una carta en la que recomendaba que se tratara a los cristianos como a los demás ciudadanos y que no se les persiguiera, siempre que se sometieran a las prescripciones de las leyes romanas.
   Construyó el Foro de su nombre, la columna esbelta donde están labradas sus conquistas, la Basilica Ulpiana, el puente de Alcántara sobre el Tajo y otras muchas obras más que aun resisten el empuje del tiempo.
   Fué un gobernante ejemplar, En los momentos de su vida en que las armas le dejaban en paz, solía acudir al Senado para dialogar con los senadores y estudiar medidas de gobierno. Protegió a las familias numerosas, y murió bendecido por sus súbditos.

Publicado por Jecego
Tomado del libro Cien figuras españolas.
De: Santiago Rodriguez Burgos. 1.945.
Las imágenes son de Google.  

6 comentarios:

vuelo de hada... dijo...

Que interesante mi amigo esta historia de quien por cierto no cocnocía.
Gracias por este recuento de este valiente.
Un abrazote

Katy dijo...

Me encanta que traigas a estos insignes personajes y con unas pinceladas certeras describas su biografía. No sabñia que Trajano fuera cordobés
Un abrazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Vuelo de Hada; estoy publicando un tema de historia con una poesía; creo que con Trajano son tres los publicado hasta hoy, siempre acompañado de una poesía, aunque parece que no se han dado cuenta.
Amiga, gracias por tu visita y comentario.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy; nosotros, los españoles, hemos dado mucho, pero no hemos sabido defender nada. Hasta la victorias territoriales nos han servido para sembrar verguenzas. Gracias a nuestro idioma que se ha extendido por el mundo, se nos reconoce algo; pero los enemigos los tenemos dentro, rompiendo esos nexos de unión que nos queda, con viejas y rancias lenguas. Hagamos historia real, no politica, solo tenemos un sol que nos alumbra.
Amiga, creo que el reniega de lo que tiene, poco le queda.
Un abrazo
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Que bonito..

No he tenido la sensibilidad suficiente para percibir la tuya y la relación entre poesía y personaje.

Permíteme que me quede con la de Viriato, joven de mi tierra Castellano como yo, rondando mis sierras..

.. puedo percibirlo en "la cabeza del Oso", puedo oírlo cuando susurra el viento .... y siento cuan dura tuvo que ser la vida en aquellos pielagos... dura, agreste, pero llena de agua, vegetación abundante y animales buenos para comer....

.... percibo que fue un Jefe duro... abrupto.... y traicionado...
... es fácil ser traicionado en aquellas sierras.. por dinero, donde la pobreza y la incultura, campan incluso ahora por sus respetos...

imaginemos otros tiempos mas duros que estos..

bien que pagaron su torpeza, tan torpes amigos...

.... pero su memoria en Castilla nadie, ni los Imperiales romanos pueden hacerla desaparecer...

... por que la canta el viento, los pájaros, el sol, los regueros....

.... Me encantó..

Rescatar lo que es nuestro, es una de mis tareas, por eso recojo yo también a maestros... de los antiguos ... y pongo sus poesías...y les doy con música un tono de modernidad, que no necesitan pues son tan actuales como el respirar.

Un abrazo amigo historiador

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella; hoy más que nunca, mi estrella, porque iluminas mi camino. Me gusta la historia antigua, nos enseña mucho, cuando queremos aprender; o criticar, cuando no lo comprendemos. Hoy para conocerles solo hace falta mirar, con los ojos del cuerpo y con los del alma.
Me gustó mucho que hayas dedicado tanto espacio y tiempo hablando de Trajano, porque vendrán muchos más, y estaba bastante decepcionado por la poca atención que observaba. Pero tú me has levantado el ánimo.
Espero llenar sus espacios de tiempo libre con algo que no sea esteril.
Un abrazo amiga, por tu comentario tan entrañable.
Jecego.