Las cosas esconden su nombre.

Las cosas esconden su nombre.

Cuando se les nomina, dejan de ser cosas.
        (domingo 14  de febrero 2010)





















Las cosas muestran su figura en silencio
esperando que alguien les ponga nombre,
para sentir en su cuerpo la esperanza
de ser en el mundo, libres  como el hombre.


Cuando oyen la dulce palabra que le cita
su cuerpo empieza a tomar forma.
semejante a la palabra que le invita
a librarse del silencio que le ahoga.


Ya nombrada se siente libre en el orbe
deja de ser cosa, por tener su nombre,
que le distingue de otras  innominadas
que perduran en la ignorancia del hombre.


Se siente honrada con su nueva figura
de imagen física con propio nombre,
presume de ser nominada y libre
y de ser necesaria para el hombre;


ya no es cosa, con nombre incognito,
ahora es imagen, con propio nombre.


Jecego.

2 comentarios:

medianoche dijo...

Hola, que bonito homenaje a tu isla amigo, yo que recién regreso de mis vacaciones, también le hare honores a mi tierra sureña, me gusto mucho leerte y tu isla, bellísima.

Besos

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga medianoche, gracias por tu visita y comentario. Deseo que hayas pasado unas buenas vacaciones con los tuyos.
Las Islas Canarias son todas bonitas. Estoy poniendo algunas postales en mis poemas.
Ahora voy a buscar tu blog.
Un abrazo de bienvenida a esta tu casa.
Jecego.