El amor según lo veo.

El amor, según lo veo.
Jueves 11 de Febrero del 2010.




















El amor se asocia al hombre:
y como sangre invade su cuerpo
se maravilla de vivir en su regazo
y compatir la semilla de sus ecos.
Donde solo una mujer llenaría
todos los rincones de su cuerpo.

El amor es un color que escapa
del arco iris de los sueños,
se sube al viento y se revela
de la cárcel del penssamiento;
llevándose consigo la palabra
que le da nombre en el universo.

El amor se desnuda entonces
buscando a la mujer de sus sueños,
se hace música y perfume en el aire
y construye la imagen que lleva dentro;
y abrazándose a ella le infunde
todo el calor de su cuerpo.

El hombre ya libre de ataduras
convertido en palabra y silencio,
se eleva sobre la tierra y construye
el nido fabuloso de sus deseos;
con la mujer que hizo a su medida
y la fantasía que crearon sus sueños.

Jecego.




11 comentarios:

Flor dijo...

Muy lindo tu poema y muy lindo el amor como tu lo ves!

Un beso
Flor

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor, gracias por tu cometario. Yo creo que el amor como el agua, toma la forma del envase que la contiene; por lo que cada persona tendrá una expresión intima de su amor para con los demás. Tu comentario me enriquece.
Un abrazo.
Jecego.

Guillermo E. TibaldO dijo...

Hola Isidro, muy bueno tu poema! Como ves me he pasado por tu blog, y he notado que tienes escritas cosas muy interesantes; comparto en cierta parte como ves el amor: yo he escrito una breve poema del amor, dandole a cada letra de esta palabra un significado: a, amistad, m, milagro, o, orgullo, r, renacimiento. Pero, me gustó mucho como lo encaraste.. fluye mucho al leerlo

Un gran abrazo y nos seguimos leyendo

Guillermo Tibaldo, Santa Fe, Arg.

Esencia dijo...

la fiera se hizo docil y cariñosa
la razón se acercó a la fábula;
y hasta la tierra se acercó a la luna
para que la palabra amor se transformara,
con las nubes y el sol, mañana,
en sutil y hermosa alborada.


Una estrofa especialmente hermosa, que e resume tu precepción sobre el amor.

Con cariño, esencia.

Pluma Roja dijo...

"San Agustin hará el milagro
de convertir la palabra amor
en la madre de todas las palabras".

Ojalá fuera cierto.

Bello poema como siempre,

Saludos cordiales, Un abrazo poeta.

María dijo...

Esencia de amor es tu poema,
lo transmites muy lindo.

Saludos.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga María. Gracias por tu visita y cometario. "Esencia de amor es tu poema".
Lindas son tus palabras
linda tu gentl figura,
linda el alma que ocultas
que derrocha tanta hermosura.

Un abrazo amiga, y gracias.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Guillermo. Gracias por tu visita y comentario.
Todos tenemos y sentimos una gran cantidad de amor, que compatimos con los demás. Pero en cada edad lo distribuimos de distinta manera y en distintas cosas, solo la edad o el tiempo nos iguala.
Amigo, bienvenido a esta tu casa, en Güimar, Isla de Tenerife, Islas Canarias, y podrás leer lo que escribe una persona de 78 años; lo que escribe no será bueno, pero lo que dice, puede ser interesante.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Esencia.
Mi blog se quiere transformar en hermosa alborada. Ya tengo: Un hermoso ramillete de FLORES que me arropan.
Amiga, que cupido no se olvide de tí, y que sea generoso con todos mis amigos.
Gracias por la esencia de tu comentario, lo necesito.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Pluma Roja. Gracias como siempre.
Cada día, cuando abro mi blog, encuentro tu mensaje junto a otros amigos que me siguen. Es un honor para mí ver ese ramillete de poco más de media docena de flores adornando mi portada.
Soy feliz y comparto con ustedes mi amor.
Un abrazo.
Jecego.

SUSURU dijo...

Paso a saludarte en el Día de San Valentín, día del Amor y la Amistad, tan importante en estas épocas que nos tocan vivir y por estos medios virtuales que nos comunicamos y que hace crecer cada día más el afecto.
MUCHAS FELICIDADES!!!!!





“El amor es semejante a un árbol;
se inclina por su propio peso,
arraiga profundamente en todo nuestro ser y,
a veces sigue verdeciendo en las ruinas de un corazón”
.

*Victor Hugo*