Me gustaría ser creador de palabras

Me gustaría  ser creador de palabras.

Que grande es la memoria que retiene
en un espacio tan reducido,
todos los aconteceres del mundo
de un contesto infinito;

poniendo palabras a los recuerdos
y  nombres a los sentidos,
haciéndolos visibles al hombre
que canalizará su destino,
dejando de ser entonces
prisioneros en su camino.

El hombre ha puesto nombre a las cosas
a sus pensamientos y destino,
sacando de la memoria recuerdos
que habían perdido el sentido;

así abandonan la prisión
donde estaban retenidos,
y  vuelven a ser libres
como el aire y los suspiros.


Y solo  fue una palabra por nombre
la que liberó al recuerdo de su destino,
dando libertad al pensamiento
en la memoria escondido;

una palabra puede condenar ....
o dar libertad al oprimido,
quiero ser creador de palabras
para salvar a mis seres queridos


Jecego.


9 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Interesante juego de palabras, que juegan con libertad de expresión.

O la memoria es pequeña o nuestro conocimiento no es basto. Pienso que no debe ser tan pequeña para conservar tanto dentro.

Bueno amigo Jecego lo que digo está demás, es para parecer interesante ante tan buen poema.

Un abrazo amig. Saludos cordiales.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Pluma Roja, ¿te imaginas una mañana sin rocío? así estará mi blog el día que tu no le visites.
Un abrazo.
Jecego.

vuelo de hada... dijo...

Precioso amigo me quedo con esto último
una palabra puede condenar ....
o dar libertad al oprimido,
quiero ser creador de palabras
para salvar a mis seres queridos
Que belleza yo también quisiera....
Un abrazo me encanto!

Náyade García dijo...

Bonito poema amigo, El hombre ha puesto nombre a las cosas
a sus pensamientos y destino,
sacando de la memoria recuerdos
que habían perdido el sentido;

así abandonan la prisión
donde estaban retenidos,
y vuelven a ser libres
como el aire y los suspiros.....

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Vuelo de Hada; Me gustan las palabras, porque así digo lo que siento.
Amiga gracias por leerme y estar ahi cuando yo nocesito de tu apoyo.
Mis poema no serían nada sin tener amigos como tú que los lean.
Un abrazo.
Jecego

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade, Gracias por tu comentario. Como siempre me regalas tus mejores palabras.
Es un gusto leerte.
Estos días he buscado tu blog y lo tenías un poco parado; ayer habiás puesto algo pero la pantalla no se movía, estaba quieta, y no pude leerte, ahora voy a intentarlo de nuevo.
Un abrazo amiga, que todas las estrellas del cielo sean tus amigas.
Jecego.

Ireth Nólatári dijo...

Si eres amigo de Náyade, ere amigo mío... Y si eres poeta, eres mi maestro... Gracias, hombre de las tierras secas, por haberme hecho el honor de entrar en mi bosque mágico a leer tan humilde escrito... Nosotras, las Elfas, sólo sabemos de amor y de todo lo que con él se relaciona... No concebimos un mundo dominado por la violencia, como el vuestro, o por la injusticia de la muerte de un niño de hambre sabiendo que en el mundo hay alimento suficiente para todos, o los intereses económicos o de cualquier otro tipo, que permitan que los niños vayan a la guerra, las hambrunas, los refugiados, los huérfanos... por el simple oro negro o por los diamantes o por meras cosas materiales que, con el tiempo, perderán su valor pero no recuoperarán las vidas perdidas en su nombre...

Lo siento, soy Elfa y no entiendo vuestra forma de vivir ni de ver la vida...

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Ireth Nólatári. Estimada amiga, yo como tú soy amigo de Náyade, mi primera maestra, luego han seguido otras amigas que me enseñan cada día todo lo qur sus imáginaciones producen. Pero tú tendrás que resolverme el enigma en que me has metido. ¿Como siendo amiga de Náyade, no te has dado cuenta que somos de este mundo civilizado aunque con personas enfermas.
Tomando como bueno, la parte buena de las Elfas, seriamos todos mejores y nos conoceriamos mejor, y viviriamos TODOS en armonía.
La parte mala de las Elfas, no tienen nada bueno.
Me quedo con ser tu nuevo amigo y tener una amiga nueva, que podría ser un hada buena. LLena de amor.
Gracias por venir, te abrazamos en nuestra caverna. Seremoa buenos y sinceros amigos.
Jecego.
PD. No soy poeta, pero tengo muchas amigas que lo son.
Un abrazo particular.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Ireth Nólatári. Formemos un equipo por la racionalidad de las personas; donde todos pongamos un poco de amor por nuestros semejantes, tanto por los niños, las mujeres y los mayores, sin importar el color de la piel, porque todos somos iguales ante Dios.
El amor no tiene fronteras y la racionalidad es propia del hombre, solo hay que descubrirla y usarla.
Como puedes ver, los amigos de Náyade, siempre buscamos compañeros para trabajar en pro de la justicia.
Un abrazo con fuerza por la razón, la justicia y la solidaridad.
Jecego.