La voz rompio el silencio

La voz rompió el silencio.



Cuando el mundo se llenó de palabras
la voz se hizo eco de sí misma,
y pobló la tierra de sonidos con nombres,
de colores, de cosas de amor y vida.


La palabra es el aire que reboza la tierra
dando nombre a todas los seres que la llenan,
es el principio y el fin, que sirve al hombre
para relacionarse con todo lo que la puebla.

Hasta el silencio se hizo de palabras,
la noche, está hecha de silencios,
que repetidos muchas veces, su eco,
llena a la tierra de fantasmas y miedos.


Porque son fantasmas las palabras,
que sin ser vistas, hablan siempre,
dicen lo que quieren, cuando quieren
sin ocupar espacio en la nada.


Aunque el silencio también es vida
cuando hablan en silencio los ojos,
porque al faltar la palabra que diga
ya no se oye el doblar de su eco.


Las cosas toman vida y hablan
cuando se convierten en palabras,
dejando de sufrir de pena, escondidas,
en el abismo de la garganta;


esperando que escape la voz
del viento, que les de vida y salgan,
porque solo la voz rompe el silencio
recogido en un mundo de palabras.


Jecego.


3 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Hola buenas tardes para mi, que lindo poema como siempre Jece. Me jale el penúltimo párrafo

"Las cosas toman vida y hablan
cuando se convierten en palabras,
dejando de sufrir de pena, escondidas,
en el abismo de la garganta;"

Me encanto está figura: "las cosas toman vida y hablan cuando se convierten en palabras."

Que cierto Jecege, todo toma vida cuando se habla, hasta el mismo silencio porque las palabras llenan el espacio. Me encantó. Un fuerte abrazo Poeta. Hasta luego.

Siempre salgo de aquí inspirada muchas gracias

Pluma Roja dijo...

Jecego te invito a que me hagas el honor de llegar a mi blog: elrincondemiscachivaches.blogspot.comsi puedes quedarte quédate. Y si quieres hacer comentario a mi más reciente entrada (hoy) te lo agradeceré. Mil gracias

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Pluma Roja. Hija, he leido "tu Noviembre", y me has creado el problema de: como salir de él. Me he sumergido en el bosque de tus palabras, me he formado un mundo similar, y aqui estoy buscando la vereda por donde entraste para crear un paisaje tan parecido a esa realidad otoño/invernal, para salir y librarme de ese viento que nos arrastrará hasta el final del camino.
Amiga, pronto llegará Diciembre, y la Navidad nos brindará la lluvia, el frrío, los y villancicos, entonces el ambiente será diferente, pero el medio será el mismo, algo modificado, pero el mismo, y yo seguiré leyéndote
Un abrazo amiga, eres una máquina con corazón de oro.
Un abrazo.
Jecego.