La voz de la esperanza.


La voz de la esperanza.

La esperanza ocupa
de la mente, su parte más alta,
y cree encontrar en el cielo
su refugio en las estrellas;

en busca de la palabra justa
que defina la esperanza,
y solo encuentra silencio
oculto entre la nada.

La realidad y la esperanza
se miran y no se encuentran,
no se dirigen palabra
viven a la sombra de su huella;

muerta la esperanza en su mundo
desaparece sin dejar estela,
en la infinitud del silencio
de un pensamiento que vuela;

dejando paso a la realidad
con nombre y con seña,
que puede verse y tocarse
en la masa de su esencia.

Jecego.


La esperanza es algo sin cuerpo que se alimenta del hombre sin dar nada a cambio.

2 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Interesante reflexión (la última) La otras reflexiones (todas) que llenan tu poema, preciosas. "La realidad y la esperanza se miran y se encuentran" Quizás el lector se identifica con lo que representa su necesidad. Me gustaron esos versos. Pero en sí todo el poema. Un saludo poeta.

Hasta pronto.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Yo escribi con la "esperanza de que me lean" y gracias a ti, y otros amigos, consigo la realidad de ser leido.
Un abrazo por ser leido.
Jecego.