En mi memoria.

En mi memoria.



Buscando en el baúl de mis recuerdos
encontré un beso escondido,
al verlo se iluminó mi mundo
y al revivirlo se me abrió el cielo;

vi tu imagen junto a mi pecho
y tus ojos cerrados, durmiendo,
quise despertarte y no pude
amordazado por tu beso.


Recordando mis veinte años
los tuyos recién cumplidos,
encontré un abrazo fundido
de tu cuerpo junto al mío;

una promesa de amor eterno
un beso y un suspiro,
que el tiempo se encargó
de arrancar hoy al olvido.


Lo traje de nuevo a mi mente
porque quiero revivirlo,
atarlo a mi cuerpo con cadenas
que no pueda arrancar el olvido;

y hacer perenne en mi pecho
aquel beso escondido.

Jecego.


4 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Bello, bellísimo. Quisiera encontrar cien besos escondidos. Ufff. para atarlos a mi cuello. Que lindo.

Un saludo cordial.

Hasta pronto

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Gracias Pluma Roja, eres muy elocuente y expresiva, aunque la cosa no es para tanto.
Tengo muchisimas poesías escritas, todas sin valor, pero como son mis recuerdos las escribo.
Creo que solo he publicado unas 300 y me faltan muchas más, asi que si no te cansas antes, tendré para todo el próximo año.
Un abrazo amiga, hasta luego.
Jecego.

vuelo de hada... dijo...

Mis aplausos como siempre amigo, esos recuerdos de aquellos besos que pensamos serían eternos por nuestra juventud enamorada y no se dieron, pero siempre quedarán en nuestros corazones como los más hermoso recuerdos.
Me encanto!!!
Mis abracitos como siempre me encanta tu rincón lleno de poesía.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Gracias Vuelo de Hada.
Siempre tan atenta y dadivosaen tu lenguaje. Gracias por leerme.
Un abrazo.
Jecego.
Hasta mañana..