Hojas secas de un rosal.

Hojas secas de un rosal. 02/04/07.

Estábamos a finales de invierno
el viento soplaba en el lugar,
y las hojas de aquel rosal
rodaban de uno a otro rincón;
había perdido sus flor
lucía un tanto pelado,
sus espinas eran la muestra
de su ciclo terminado.

La verdad es, que de un rosal,
solo su flor es hermosa,
sus tallos tienen espinas
que castigan a quien las toca;
es el castigo del tiempo
por ser tan vanidosa,
no le deja nada de lo que fue
cuando presumía de rosa.

El tiempo es infinito
no así el de la rosa,
que siendo finito su tiempo
nunca supo ser provechosa;
y dejó acercar su fin
en el tiempo y en las cosas,
que marchitaron sus pétalos
su cáliz y sus hojas;
que hoy se lleva el viento
con sus perfumes de rosa.
Jecego

No hay comentarios: