Memoria de una madre.

Memoria de una madre.
Domingo 07 de febrero de febrero del 16.

Es malo mirarse en un espejo roto,
me decía mi madre
porque rompe la luz de la imagen;
y no eres tú el que aparece en el espejo
lleno de costura suplantándote; es otro;

no te mires en espejo roto, no es bueno
ver su cara en trozos;
tampoco en el agua que se mueve
haciendo curvas onduladas en tu rostro
hecho con todo mi amor para gustarte.

No te mires en un espejo roto
mírate en mis ojos cuando quieras;
no te importe que brote alguna lágrima de ellos;
mírate en ella si puedes; porque es en sí
el mejor espejo para mirarte.

Hay imágenes que perduran en el tiempo,
hay tiempo que borran sus imágenes;
imágenes que se diluyen en la playa del silencio
y mueren sin ser nada; pero, hay recuerdos
que sin ser espejos, se guardan en la mirada
o en una lágrima de una madre…..

Jecego.