Color de la vida.

Mi mundo está hecho con los colores: negro, rojo, verde y blanco; los demás son matices que les doy cada día, con sus sabores condicionados por lo que veo y respiro en cada momento: acidos, amargos y dulces a veces. Jecego.