Veo tu imagen en el viento.



Veo tu imagen en el viento.

Tu pelo negro recortado
moviéndose de uno a otro lado
de tu cuerpo en movimiento,
dibujando Morse en letras de silencio.

Tus ojos como soles en el cielo
recorren con tus pasos mis caminos,
van y vienen con el viento mis pensares
dando luz a mis pasos perdidos.

Tu cintura hace hondas en el viento
 da forma redonda a mi mirada,
la noche se pierde en su morada
y me duermo en las hondas de mi sueño.

Te imagino preciosa tarta de manga
y te como con ansias y desespero,
empiezo por tus labios primero, y luego,
las redondas y rosadas mangas de tu pecho.

Cuando llegó la hora de despertar
estaba en un laberinto perdido,
entre tu pelo despeinado,
la luz de tus ojos desvanecida,
tus labios morados de besos,
tus guayabas moradas en su amarillo,
tu vientre retraído,
tus piernas perdidas
y un silencio que hablaba.


Jecego.