Me quedó sabor a ti.




Hoy me quedó sabor de ti
solo fue un momento efímero,
pero tan lleno de ti que mis labios
quedaron llenos de sabor y silencios;

hoy, en un instante que cortó el aire
salió sangre de mi pecho a saludarte,
solo fue un instante o quizá un sueño
que se fue volando con el viento;

hoy sentí furia cuando el viento te arrebató de mi
y llevó en sus alas que alimentaba el viento;
y ahora que no estás y te siento,
siento que con el tuyo se fue mi corazón,
huyendo de mi….
y con él, la miel de mi vida,
y siento, me siento, y me veo
bailando contigo, abrazado a ti,
volando con el viento,
mas allá de la lluvia, oyendo su canto
dedicado a mi……..


Jecego. Güimar 31de julio del 16.