Entre tus plácidos ríos.

Entre tus plácidos ríos
de tierras húmedas,
suaves y tersas
como el terciopelo fino;
está tu imagen
como el cielo mismo
cubriéndolo todo
como la retama y alisios;
en la cueva o entre pinos
separados o unidos de cuerpo,
un abrazo cálido siempre
nos mantiene unidos;
con olor a retama
a romero o a tomillo;
entre rosas blancas
azucenas y lirios,
miraba a tus ojos
hasta perder los sentidos;
y despertaba viéndote
entre los brazos míos,
no se si soñando o despierto
bebiendo agua de tu río;
tus montañas gemelas
soberbias me desafían,
las calmo  con mis manos
y sabios artificios;
y se derriten sus hielos
ante los ojos míos,
y veo correr sus aguas
por las orillas de mi camino;
hasta el oasis de tu cuerpo
final de mi camino.

Jecego. Miércoles 06 de julio del 16.