Sol y playa.


Sol y playa.

Mucho sol y un poco de 
arena en suspensión;
un poco de viento es lo que tenemos
acariciando nuestras islas,
lo demás es fiesta, caricia y playa
acariciada por olas con espuma engalanadas.

Se incendia de luz la arena
las muchachas visten sus esculturas
con trajes de agua salada;
miran al cielo acostadas
dejan que el sol las atraviese
y dejen morena, su piel blanca.

Yo me muero por ver como cambian
aquellas esculturas blancas su color,
a rojo cereza o fragua;
primero se hace su piel rosa,
luego colorada, y se hace más hermosa
cuando abandona la arena, para meterse en el agua.

Cuando sale, rompe la ola, en su espalda,
se hace toda gotas que caen sobre la arena,
de la playa, desde su piel colorada……

Sus andares son despacio hasta la tumbona
no puede abrirse paso entre tanta mirada,
que son los ojos de la arena, que no dejan de mirarla.

Jecego. Martes 07 de junio del 16.