Señor, líbrame de tus cadenas

Señor, líbrame de tus cadena.

Oh Señor, suprime tu cadena,
esa cadena que me ata a ese amor que apunta
con dos metralletas a mis ojos, sin pena
de cegarme, creo que quieren matarme
solo por tenerme más cerca;
líbrame de ese tormento; líbrame de esa cadena;
para que sea solo el intento de tenerme más cerca
y que las metralletas sean un arma de amor
que se diluye con un beso;
y pueda mirar yo mirar su figura
sin miedo de morir en el intento;
y pueda morir para siempre mi fortuna
por la mirada atrevida de un momento.

Líbrame Señor de tu cadena
y da libertad a mis ojos
para poder mirar las armas de su cuerpo.

Jecego. Domingo 26 de Junio del 16.