Por pedir que no sea.



Por pedir que no sea.
Pediré mucho, para que me den algo;
pediré trabajo, porque sé que no me lo darán
y soy alérgico a agachar la peta;

amor no pido porque tengo una vida
que debo cuidar con celo y cuido;
agua no pido porque estoy en la playa,
pero si ojos, para ver tanta azafata,
buscando que me caiga en el agua
e intentar hacerme el boca a boca;

tampoco pediré papel para escribirte,
lo haré sobre la arena de la playa;
aunque me lo borren las olas
y quede limpia la arena de mis señales;

pediré a una ola que me muestre tu figura
de sirena blanca, sobre las azules aguas;
seas sirena o su sombra, seas  aire o agua,
espejismo o deseo de ser lo que veo;
pero seguiré pidiendo por si el cielo me oye
y me da algo de lo que pido.
Por pedir que no sea, seguiré pidiendo.

Jecego.