No busques fuera de ti, tu historia.

No busque fuera de ti tu historia;
tu historia la conoces tú mejor que nadie; otra cosa es que hayan palabras preciosas que tu no conoces que la haga más atractiva al exterior, al lector, al público, y sea más rentable al publicista; pero para ti, tu historia es la que escribiste tú, porque te ves en ella, es un espejo para ti, te sientes poseedor y poseído de ella y por ella; es el espejo en el que te ves cada día, a cada hora, en cada momento. Por eso en parte, tú no te ves como te ven tus amigos, ni tampoco ellos, comentan toda la verdad de lo que han visto y ven en ti; cada uno cuenta una historia diferente, mientras tu sigues siendo la misma persona. Quizá la razón sea en que cada uno percibimos una misma cosa de diferente manera, porque somos diferentes, y porque intencionada o involuntariamente, modificamos algunas percepciones porque son molestas a nuestro gusto, o no conviene a nuestra forma de transmitir la idea que hemos percibido y faltamos a la verdadera imagen recibida.
Todo lo que reluce no es oro. Aplícalo a todo.
No te busques fuera de ti,  lo que es tuyo está dentro de ti y solo tú, con sabiduría puedes mejorarlo para verte como quieres..
Tu historia es tu historia, no la que cuentan tus amigos.

Jecego. Miércoles 15 de junio del 16.