Ayer, borrate de mi memoria



Ayer, bórrate de mi memoria y piensa.

De tanto hablarte, me quedé sin voz,
de mirarte a los ojos, me quedé ciego,
de sentirte se apagaron mis sentidos,
y cuando te fuiste, quedé solo, desnudo
llamándote.

Gritando amor por todas partes
con mensajes silenciosos universales;
donde nada turba tu partida y mi desconsuelo,
por ese camino tan largo donde pisas
abrazada al viento de tus secretos;

me quedo pensando que algo extraño
ocurrió hoy en tu cuerpo;
algo que lo nubla todo,
algo que no comprendo,
algo que cambia mis sentires,
algo que se hizo viento y va contigo
separado de mi pensamiento.

Jecego. Jueves 26 de mayo del 16.