Felicidades a las Rosarios en su día.

Felicidades al río que alimenta mis rosas.
Gracias.

Tu eres el río de mis rosas
y rio cuando veo pasar por mis orillas
las agua de tu cause,
con el limo de las montañas
con el alimento de mis rosas
diluido entre sus aguas;

como jardinero concienzudo
amante de mis rosas, doy al río gracias:
por alimentar mis rosas
sorteando las distancias;
como el limo de tierras altas
hasta las raices de mis plantas.

Jecego.