Canto a mi isla.

Canto a mi isla.
Miércoles 16 de septiembre del 15.

Como no se cantar, grito y escribo
por si el viento me ayuda y lleva
a otros lugares de la tierra
la mesura de mis letras
y la plegaria de mi grito.

Bella es mi isla y lo sabe el mundo
pero yo quiero que mi voz lo pregone;
que mi canto silencioso lleve
su belleza a todos los confines
donde el hombre disfruta, su belleza y encanto, mudo.

Porque mi  isla es emporio de culturas
donde nadie es forastero,
y su belleza se acuna y reparte
entre residentes y extraños;

cuando llega el visitante se pone el mejor brial
ese traje hermoso de primavera,
no quiere desaprovechar el momento  de mostrar
la mejor cara de su ser, verde albahaca brillante.

Jecego.