Tiempo.

Tiempo.

No me guardes rencor mi vida
no me guardes y no te guardo;
fuimos el uno del otro, pero el tiempo
vino a separarnos por envidia;

como pájaro en el viento vuelas
tiempo  que sin ser alado, vas dejando
la huella de tu tiempo, como un ramo
con los colores del arco iris, sobre mi pelo blanco.

Tus alas son tus plumas y mis canas,
tu edad es mi tiempo y abrazo;
y guardo en mi pecho como tesoro
con todo lo bueno que hemos pasado.

Adoro mi tiempo y lo guardo
en este cuerpo que te muestro;
dentro llevo mi tesoro de recuerdos
para mostrártelo en nuestro encuentro.

Jecego.


1 comentario:

Katy Sánchez dijo...

Sí, el tiempo todo lo puede y acaba con todo. Y no se si eso es bueno o malo. Simplemente es....