La memoria de una mirada, o de un momento.

La memoria de una mirada.
O, la memoria de un momento.
Martes 21 de julio del 15.

Creo que los ojos  son los órganos que  almacenan en el tiempo y el espacio la mayor cantidad de la memoria de las cosas que nos pasan.
Con ellos almacenamos, amaneceres, ocasos, palabras, encuentros, miradas, que se perderían si no estuvieran allí los ojos para guardarlas.
Me gusta jugar al dominó con mi memoria, porque así, conozco mis fichas y las que mi contrario guarda.
Los ojos, a través de una mirada escudriñan y guardan esa luz que brotó de un encuentro mudo que fue silencio, caricias y besos, en un lugar donde  todo era un río de palabras, guiadas  por unas manos cogidas en una playa de miradas y un café como cómplice en una mesa extraña, miradas  y silencios  entre pieles que se aman.
El diálogo como señal de amor se rompe; solo hablan las miradas que se alimentan de las imágenes guardadas en el alma, y de las nuevas, escritas con los dedos sobre una piel soñada; y comienza el desfile de recuerdos guardados en tu pecho, como una lluvia de luz y de vida, anunciando una primavera de besos que nos traerá el viento, ese alisio que siempre pasa.
Siempre recurro a mi memoria por si encuentro algún episodio que quiera salir de su morada, que quiera ver el mundo de la luz aunque sea la luz quien lo guarda. Y eso hago cada vez que sueño.
Mi memoria es mi más fiel amiga, nunca me engaña y hasta me corrige a veces, cuando no coinciden mi memoria con las palabras, por olvido de algún recuerdo  que se fue en una nube que no quiso esperar. Entonces me quedo con la imagen que acompaño, tomada del temblor del viento que me trae aquellas imágenes que quedaron congeladas en mis ojos, y las abrazo para traerlas de la mano conmigo; aunque llueva, o ventee, no me importa nada; porque siempre, después del viento, viene la calma.

Jecego.


3 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Totalmente de acuerdo. Yo lo llamo "memoria visual" y puedo fiar de ella 100%. No lo puedo describir poéticamente como tu lo cuentas y lo escribes, pero así es. Lo he disfrutado. Bss

Isidro Jesus Cedres dijo...

GRACIAS KATY. que bonito es leerte; poder leerte. Que bien escribes y hasta donde llega tu mensaje. Un abrazo amiga, y otro por ser mi guía, mi camino.. Gracias.

María del Carmen Díaz Díaz dijo...

Es muy hermoso. Y realmente es así, las miradas en muchas ocasiones lo dicen todo. Me encanta. Gracias por compartir. Un abrazo.